Competencia lleva al Supremo su guerra contra Fomento en favor de Uber y Cabify

Peatones se cruzan con una manifestación de taxistas. :: juan Marín
Peatones se cruzan con una manifestación de taxistas. :: juan Marín

Ve «desproporcionados» los requisitos impuestos a las licencias que usan las plataformas colaborativas y cree que «encubren beneficiar al taxi»

J. A. BRAVO MADRID.

La guerra provocada en torno a la actividad de las grandes plataformas de economía colaborativa y sus posibles abusos está ya servida, por si todavía quedaba alguna duda. Y en ella la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se ha posicionado claramente del lado de las primeras frente a la tesis sostenida en público por el Gobierno, que remite al cumplimiento de las leyes actuales.

El último paso dado por el órgano regulador ha sido judicializar este conflicto, llevándolo incluso hasta el Tribunal Supremo, tras declararse la Audiencia Nacional sin competencias, al dirimirse el presunto choque entre dos normativas dictadas por el Ejecutivo.

De un lado está la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, en vigor desde 2013 pero que acaba de ser corregida en varios puntos importantes por el Tribunal Constitucional, al considerar que invade competencias autonómicas. Por otro aparece el decreto aprobado en 2015 para modificar la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, fijando límites al alquiler de vehículos con conductor.

El segundo fue elaborado por el departamento de Fomento, que también anunció a finales de junio que tramitará «de forma inmediata» una norma «antiespeculación» para controlar el mercado de las licencias de esos vehículos con conductor, conocidas como VTC. Busca frenar así el 'mercadeo' con ellas, impidiendo que las empresas que les amparan puedan venderlas o arrendarlas durante los dos años siguientes a su obtención , en respuesta a las quejas del gremio del taxi, que lleva semanas de protestas para denunciar lo que ellos consideran competencia desleal por parte de los VTC y sus plataformas.

Límites ya superados

Los condicionantes normativos para el alquiler de vehículos con conductor centran el recurso de la CNMC ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, al considerarlos tan «innecesarios» como «desproporcionados» y, además, «encubrir razones de naturaleza económica en beneficio» del taxi.

El principal punto que Competencia solicita anular es la limitación de nuevas licencias VTC cuando se supere la relación establecida de una por cada 30 taxis. Sin embargo, ya se triplica en la actualidad con casi 6.000 permisos, cifra que casi puede duplicarse de nuevo en un par de años si los tribunales mantienen su criterio de conceder aquellas autorizaciones (unas 10.000) que la Administración no venía dando desde 2013 al superarse desde entonces la relación 1/30.

Pero la CNMC también quiere que no se obligue a estos vehículos a ser contratados solo vía Internet, ni tampoco se les impida captar clientes en la vía pública. Además pretende que, a diferencia del taxi, no haya límites territoriales a su actividad.

Fotos

Vídeos