La Comisión Europea, en contra de un incremento vinculado a la inflación

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, ayer en Bruselas. :: EFE/
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, ayer en Bruselas. :: EFE

El Ejecutivo comunitario calcula que con las reformas del sistema de 2011 y 2013 el Estado se ha ahorrado 25.000 millones de euros

ADOLFO LORENTE

bruselas. La radiografía económica y social de casi 80 páginas que sobre España publicó ayer la Comisión y adelantó este diario tenía este año un invitado estrella: el sistema de pensiones público. Los jubilados, arropados por toda la oposición, se han apoderado de las calles para denunciar su pérdida de poder adquisitivo y exigir una subida acorde al Índice de Precios al Consumo (IPC). ¿Es posible? Bruselas lo tiene muy claro. «No tiene ningún sentido técnico. Lo interpretamos como parte de un debate político», aseguran de forma tajante fuentes comunitarias conocedoras de primera mano del dosier español.

El Ejecutivo comunitario, como venía haciendo en los informes de años anteriores, ha vuelto a defender las reformas impulsadas por el Gobierno en 2011 (PSOE) y en 2013 (PP) porque logran «mitigar los riesgos para la sostenibilidad del país a largo plazo». Según Bruselas, el impacto de estas dos reformas, junto a otras medidas, ha supuesto «un ahorro del 2,4% del PIB», más de 25.000 millones, que sirven para paliar «el incremento del 1,5% del PIB» en gastos como el mantenimiento de la atención médica o los cuidados de larga duración.

El ahorro, obviamente, se produce porque se gasta menos y si se gasta menos habiendo más pensionistas, la conclusión es obvia. «Esto derivará probablemente en pensiones menos generosas», reza el informe. Hay otra frase aún más enigmática cuando se analizan las proyecciones a muy largo plazo: «Habrá un fuerte impacto negativo potencial en los estándares de vida de la población mayor española». Pese a todo, estas mismas fuentes aseguran que España «no sale mal parada respecto a la media europea».

Bruselas no quiere que las pensiones bajen o suban, sólo busca que el sistema sea rentable y estas soluciones deben aportarlas el Gobierno y los partidos en el Pacto de Toledo. Lo que sí advierte el informe es de los problemas que existen en el mercado laboral español, donde priman los contratos temporales o a tiempo parcial. Si los sueldos son bajos, las pensiones, ídem de ídem.

La zona euro creció un 2,3%

Por otra parte, el conjunto de países que integran el euro experimentaron un crecimiento económico del 2,3% el año pasado, lo que supone el mayor ritmo de expansión económica de la última década, según los datos de Eurostat. Sin embargo, la agencia estadística comunitaria ha recortado en dos décimas su anterior estimación de PIB para 2017, al apuntar inicialmente a un alza del 2,5%. Los países que registraron un mayor crecimiento económico fueron Eslovenia (con un alza del 6,2%) y Letonia (4,7%). Por el contrario, Italia (1,6%) y Grecia y Bélgica (ambos 1,9%) registraron las menores tasas de expansión. En el caso de España, Eurostat refrenda que mejoró un 0,7% en el último trimestre de 2017 y que el ascenso medio interanual superó finalmente el 3,1%. Entre los 28 Estados miembro de la UE, el PIB mejoró un 2,4%, lo que supone una décima por debajo de la estimación anterior del organismo estadístico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos