Ciudadanos confirma su apoyo al techo de gasto tras la rebaja de impuestos

El partido de Rivera arranca el compromiso al Gobierno de Rajoy de rebajar el IRPF en 2.000 millones

M. E. ALONSO

MADRID. En apenas 72 horas el Ejecutivo de Mariano Rajoy pasó de recibir un órdago de Ciudadanos a ganarse su apoyo para el techo de gasto de 2018. El partido de Albert Rivera aprovechó el giro del PSOE, ausente de la negociación, para forzar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a ceder en sus pretensiones y bajar los impuestos el año que viene. Una victoria de primer orden para la formación liberal que consiguió cambiar el paso al Gobierno, que no tenía intención de bajar el IRPF hasta 2019, un año antes de las elecciones generales.

Según explicó el líder de Ciudadanos, será una ayuda a las rentas bajas y los colectivos vulnerables equivalente a 2.000 millones, que impactarán inicialmente en la recaudación. En concreto las rentas más bajas -menos de 14.000 euros- quedarán exentas de pagar el impuesto de la Renta. Y para los que ganen hasta 17.500 habrá una rebaja sustancial de 700 euros. Además, cerca de 700.000 personas se beneficiarán de una deducción de 1.200 euros anuales en la declaración de la Renta por tener cónyuges discapacitados o ancianos a su cargo.

La formación liberal defendió desde el inicio de las negociaciones que el Ejecutivo tenía margen para hacerlo porque la recaudación «va muy bien» y porque el mayor ajuste del déficit se tuvo que hacer en 2017. «El Gobierno ha rectificado y bajará los impuestos, básicamente porque somos necesarios», remachó Rivera. Y no se equivoca. A menos de una semana de la votación en el Congreso del techo de gasto, Rajoy no tiene cerrados los apoyos suficientes para superar este trámite.

De nada sirvió el intento de Montoro por hacer cambiar de opinión al PSOE y conceder un punto más de déficit, en torno a 1.000 millones, a las comunidades autónomas, que pasarán de tener un límite del 0,3% al 0,4%. Sánchez ratificó ayer personalmente al líder del Ejecutivo que no se moverá de su rechazo.

Con el 'no' de los socialistas, el Gobierno está obligado a recurrir a sus socios presupuestarios para aprobar el techo de gasto. Y esto pasa por sumar al 'sí' de Ciudadanos, de Foro y UPN, el del PNV, Coalición Canarias y Nueva Canarias. Encarrilado el respaldo de los nacionalistas vascos y el de la formación de Ana Oramas, Rajoy necesitaría el compromiso de Nueva Canarias, que decidirá el sentido de su voto en la ejecutiva del próximo lunes. Aunque el voto a favor está descartado, al Gobierno le bastaría con la abstención. De esta forma, el 'diputado 176' Pedro Quevedo volverá a jugar un papel decisivo.

Más

Fotos

Vídeos