Cataluña reduciría a la mitad su caída del paro y avance del PIB en 2018

Hall del hotel Juan Carlos I en Barcelona. :: r. c./
Hall del hotel Juan Carlos I en Barcelona. :: r. c.

La tensión política pasará factura a la comunidad, según BBVA y Funcas, aunque será algo menor de la temida tras el 1-O

J. A. BRAVO

madrid. Habrá susto e importante, pero no muerte. La tensión política en Cataluña pasará una factura importante a su economía, sobre todo el año que viene porque en el ejercicio actual se aprovechará del efecto arrastre de una evolución positiva anterior, sobre todo hasta el referéndum ilegal del 1 de octubre. No obstante, no será lo funesta que se temía y no se atisba una recesión.

Así, al menos, lo apuntan las últimas previsiones publicadas ayer por dos prestigiosos institutos, el servicio de estudios del BBVA y la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). Y conforme a ambas la economía catalana todavía crecerá.

En concreto, pasaría de un aumento del 3,1% en su Producto Interior Bruto (PIB) este año a mejorarlo solo un 1,7% el próximo, casi un punto por debajo de la tasa nacional (2,6%). Pero, según Funcas, Cataluña dejará de sumar al avance medio español para incluso restarle tres décimas, que se unirán a otras dos que perderá el PIB español por el descenso del consumo.

Su director de Coyuntura y Economía Internacional, Raimond Torres, apoya estas consideraciones en la evolución a la baja esperada en el turismo y la inversión, «además de datos en el ritmo de creación de empleo, que se ha reducido algo». Observa, eso sí, luz al final del túnel.

«Si la situación no se prolonga más allá del primer trimestre, poco a poco recuperaría la normalidad y volvería a la situación tendencial», apunta Torres en su informe, con unas proyecciones relativamente moderadas. Y es que si bien no espera mayores complicaciones que las actuales tras las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre, tampoco descarta ir a peor.

En esta línea apunta Carlos Ocaña, director general de Funcas y antes secretario de Estado de Hacienda: «El riesgo es que la situación se cronifique, como en Quebec, donde llaman 'Neverendum' al referéndum que nunca acaba». Si se llegara a un escenario parecido en los próximos meses, advierte, «podría restar todavía más crecimiento a la economía, sobre todo a la catalana».

De momento, la estimación de Funcas es que Madrid (3,3%), Galicia (3%) y Comunidad Valenciana (3%) sean las locomotoras del crecimiento en 2018. En BBVA Research esperan una situación parecida, pero a menor ritmo, por debajo del 3% en cualquier caso. Según ellos, el avance del PIB español sería del 2,5%, quedando en Cataluña cuatro décimas por debajo (2,1%).

En materia laboral, la tensión política en esa comunidad también se acusará. Para BBVA, sin embargo, la creación de empleo sólo sería una décima menor que la nacional en 2018 (2,3% frente a 2,4%), Funcas, por su parte, observa una diferencia mayor en la caída del paro, pues mientras España en conjunto lo reducirá casi dos puntos hasta una tasa del 14,7%, en Cataluña solo bajaría uno si bien quedaría en el 12%.

Menos turistas

El turismo es uno de los sectores que más acusa esa inestabilidad. Así, en octubre el número de viajeros alojados en hoteles de Cataluña se redujo un 4,4% hasta los 1,65 millones, sobre todo en Girona (-12,4%), su provincia más independentista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos