Un buen año para las nuevas cotizadas en Bolsa

El ejercicio termina con un ramillete de salidas al mercado en sectores muy diversos y con algo en común: un positivo comportamiento general

CRISTINA VALLEJO MADRID.

Media docena de compañías han dado su salto al Mercado Continuo este año. Y los procesos que se han seguido en todas las operaciones marcan, según Jesús de Blas, de Bankoa Crédit Agricole, una tónica: ya no hay un tramo destinado a inversores minoristas, sino que van dirigidas a los institucionales.

Pero, ¿por qué? Quizás ante la posibilidad de que los pequeños inversores estén escarmentados ante las decepcionantes operaciones de años atrás. O porque en muchos casos las empresas que salen a cotizar son pequeñas y no les compensa diseñar un segmento de la oferta destinado a los minoristas. Sea como sea, a las compañías debutantes en el parqué este año no les está yendo mal en sus primeros meses.

Borges Bain. Entre todas ellas destaca Borges Bain, que en pleno verano, (el pasado 24 de julio) daba el salto al Continuo y ya gana más de un 120%. Para esta empresa del sector alimentario la Bolsa no era una novedad, ya que cotizaba en el mercado de corros. No ha suscitado un gran interés entre los analistas, puesto que no hay ninguno que la siga, de acuerdo con los registros de Bloomberg. Y tampoco entre los gestores: «Es muy ilíquida», afirma De Blas. De hecho, apenas capitaliza poco más de 120 millones de euros. Ahora está pendiente de la realización de una ampliación de capital.

Prosegur Cash. Está en el Mercado Continuo desde el 17 de marzo y gana más de un 40% desde entonces. Le gusta a Juan Llona, de Imantia, por su calidad subyacente, su liderazgo en América Latina, sus márgenes operativos y sus niveles de rentabilidad sobre el capital. Además, en su opinión, salió a cotizar a niveles relativamente atractivos.

Antonio Cánovas del Castillo, de Altair Finance, destaca su liderazgo y también incide en sus márgenes en América Latina, si bien sin olvidarse de su liderazgo en mercados europeos y asiáticos y añade: «Este negocio es muy estable, presenta barreras de entrada y sigue ofreciendo oportunidades de crecimiento».

En términos de valoración, pese a lo mucho que ha subido, Del Castillo apunta: «No la consideramos cara con un per a diez veces el valor de empresa sobre el beneficio bruto de explotación y a 17 veces la ganancia de 2018». Pero también hay firmas que prefieren a la matriz, Prosegur, como Gesconsult, como De Blas, o como Ignacio Cantos, de Atl Capital.

Unicaja. La entidad financiera, que debutó en el parqué el 30 de junio, gana ya un 14%. Como recuerda Jesús de Blas, por cuestiones regulatorias estaba obligada a salir a Bolsa, de modo que la clave estuvo en el precio. Como el momento de dar el salto al parqué coincidió con la crisis del Popular, el ambiente fue propicio para un debut en el nivel más bajo de la horquilla inicialmente propuesta para salir a cotizar: 1,10 euros por acción, es decir, 0,48 su valor en libros.

Antonio Aspas, de Buy & Hold, también apuesta por el banco andaluz: «Es de las entidades que mejor provisionadas está, lo que reduce el riesgo de que tenga que acometer una ampliación de capital y aumenta la probabilidad de que pueda vender activos con plusvalías», afirma. En concreto, le calcula un potencial alcista de entre el 30% y el 40%.

Otro de sus partidarios es Cánovas del Castillo, que argumenta: «Está sólidamente capitalizado, ofrece potencial de mejora operativa, tiene fuertes cuotas de mercado en Andalucía y Castilla y León, además de cotizar a unos múltiplos atractivos». Y como guinda da la opción al inversor de beneficiarse de una nueva ronda de consolidación en la industria.

Neinor. El sector inmobiliario ha sido muy activo con la salida a Bolsa de dos promotoras, las primeras en una década. En primer lugar, Neinor, el 28 de marzo, y Aedas, el 19 de octubre. La primera sube un 5%, mientras que la segunda cae más o menos ese porcentaje: no ha tenido suerte con el momento de su debut.

Neinor ha recibido bastantes buenas opiniones de los expertos. En Bankinter la incluyen en su cartera, con varios argumentos: «Las cifras de preventas de viviendas (1.080 unidades al cierre del tercer trimestre, por un importe de 368 millones de euros) proporcionan visibilidad a la cuenta de resultados. Asimismo, la cartera de suelo íntegramente finalista y la aceleración de la inversión pueden llevar a la compañía a mejorar sus previsiones. Su reducido endeudamiento limita el riesgo».

Cánovas del Castillo destaca su gestión profesionalizada y estructurada, así como su atractiva cartera de suelo en gran parte adquirida durante la crisis y sus promociones en las principales regiones españolas.

Pero Josep Monsó, de GVC Gaesco Beka, comenta que, pese a su cartera de activos de gran calidad y de atractiva ubicación, salió a Bolsa a una valoración que no ofrecía suficiente descuento; por eso decidió no acudir. Prefiere en el sector compañías más baratas, con estructuras más complicadas y mucho más potencial alcista que el que puede ofrecer Neinor. Cantos coincide en que no salió barata a cotizar, pero también señala que estuvo a punto de comprar cuando llegó a los 16 euros.

Aedas. La misma opinión que tiene Ignacio Cantos sobre Neinor la tiene sobre Aedas, que capitaliza alrededor de 1.400 millones de euros, algo más que su competidora: también compraría si cotizara un poco más barata. De acuerdo con Jesús de Blas, las dos promotoras comparten que su debut bursátil haya sido el resultado de las desinversiones realizadas por el capital riesgo, lo que hace pensar que quizás las mayores ganancias han quedado atrás o incluso sospechar que el futuro puede no ser tan bueno.

Gestamp. El fabricante de componentes de automoción, que debutó en el parqué el 7 de abril, está plano en el año. Pese a que tuvo un arranque positivo, sufrió sobre todo a partir de principios de septiembre con una revisión a la baja de sus expectativas de beneficio; de hecho, le llevó a caer un 10% en una sola sesión. La compañía, con todo, sigue teniendo muchos partidarios. Por ejemplo, Jesús de Blas, que señala como atractivo que pertenezca a un sector con mucho potencial, aunque muy poco representado en España.

Jaime Sémelas, de Value Tree, destaca la calidad de su equipo gestor y advierte de que el castigo recibido por su acción fue excesivo. A favor de la empresa argumenta que siempre ha crecido más que el mercado, creando instalaciones nuevas y ampliando las existentes, con el ojo puesto en la rentabilidad de la inversión y no en el crecimiento de ventas y beneficios. También apuestan por ella Cánovas del Castillo y Antonio Aspas, debido a su valoración y potencial de mejora de márgenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos