Bruselas redobla su confianza en el crecimiento de España pese a Cataluña

El comisario de Asuntos Económicos de la UE, Pierre Moscovici. :: EMMANUEL DUNAND / afp
/
El comisario de Asuntos Económicos de la UE, Pierre Moscovici. :: EMMANUEL DUNAND / afp

La Comisión admite el «riesgo» que supone la crisis catalana pero evita incluir su impacto en las previsiones al ser muy pronto para cuantificarlo

ADOLFO LORENTE

bruselas. Cataluña quema. Arde en lo político y mucho más entre las manos de los tecnócratas comunitarios. Ellos saben de números, de porcentajes, de algoritmos... No quieren ni oír hablar del 'procés'. «Eso, para los políticos», sonríe uno de ellos. Cataluña quema. Tanto, que la Comisión Europea eludió ayer esta grave crisis a la hora de elaborar sus previsiones de otoño pese a que la región supone un 20% del PIB español y tiene un tamaño similar a la economía de Portugal. Bruselas se puso de perfil mientras contiene la respiración y cruza los dedos de cara al 21-D. «No queremos especular sobre una u otra evolución política, esa es la razón por la que consideramos que en este momento el impacto macroeconómico es limitado e incluso insignificante», aseguró el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Si el lunes, también desde Bruselas, el ministro de Economía, Luis de Guindos cifró el impacto en el PIB en unos 5.000 millones (cuatro o cinco décimas), ayer, el Ejecutivo comunitario pasó palabra sobre Cataluña. De ahí que publicase unas proyecciones macro de España realmente positivas respecto a las de mayo al mejorar todos los indicadores relevantes. Destaca el crecimiento, elevado hasta el 3,1% este año y el 2,5% para 2018 (frente al anterior 2,8% y 2,4%). Ese 2,5% supone, además, que Bruselas sea de nuevo más optimista que el Gobierno español, aunque ojo, Madrid sí ha previsto el 'efecto catalán'.

Estas cifras consolidan el rol de locomotora comunitaria que España asumió hace un par de años gracias, sobre todo, al tirón de las exportaciones, como reza el informe. En el periodo 2017-2018, la Eurozona y Alemania crecerán el 2,2% y el 2,1%; Francia el 1,6% y el 1,7%; e Italia, la tercera gran economía, el 1,5% y el 1,3%, misma senda proyectada para un Reino Unido cuesta abajo como consecuencia del incierto 'brexit'.

LAS CLAVES España sigue siendo la locomotora del euro al crecer por encima de Alemania, Francia o Italia El déficit del año que viene será del 2,4% frente al 2,2% pactado, lo que obligaría a ajustar 2.000 millones

España ha salido tan bien parada que en lo relativo al déficit, su gran talón de Aquiles de la última década, la escéptica Bruselas también mejora sus guarismos y cree que este año se cumplirá el 3,1% pactado y que el próximo, se bajará hasta el 2,4% (en mayo se hablaba del 2,6%). La meta pactada es el 2,2%, lo que obligaría al Gobierno a aprobar un ajuste de en torno a 2.000 millones en los próximos Presupuestos. La clave es bajar por fin del sacrosanto 3%, porque si lo logra, la presión se Bruselas se reducirá notablemente al salir del procedimiento de déficit excesivo.

Es cuestión de meses, admitió un optimista Moscovici, que llegó a deslizar que es posible que ya este año puede haber «gratas sorpresas». Y es que España, a cierre de 2017, será el único país de toda la Unión Europea con el déficit por encima del 3%. Ahora, no se trata de apretar, sino de vender un relato de optimismo tras años aciagos de crisis y populismos. «El crecimiento de 2017 será alto, jamás se ha creado tanto trabajo y el déficit es el más bajo desde 2007», zanjó Moscovici. Pero siempre hay un pero. «Subsisten dificultades tales como niveles de endeudamiento elevados e incrementos salariales moderados», alertó.

Si el déficit ha sido el gran estigma de España durante la Gran Recesión, qué decir del paro. Copa un 25% de todos los desempleados que hay en la Eurozona y esto es algo muy difícil de digerir en Bruselas, que no se cansa de pedir reformas laborales para paliar esta lacra. Lo negativo es que sólo la devastada Grecia está peor que España. Lo positivo, como destacó Moscovici, es que Bruselas ha vuelto a mejorar las estimaciones de mayo al cifrarlo en el 17,4% en 2017 y el 15,6% en 2018. En 2019, lo hará hasta el 14,3%. El problema es que la media de la zona euro está por debajo del 9% y en países como Alemania es del 3,7%... Y bajando.

Por último, la deuda, el nuevo gran problema macroeconómico al que se enfrenta la UE. Será el tema estrella de los eurogrupos de próximos años ya que se les ha ido de las manos a muchos países durante la crisis. Entre ellos España, que espera bajar del 97% del PIB en 2018. Italia, he aquí el consuelo, sigue en el 130%.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos