Bruselas eleva al 2,6% el crecimiento español pese a las dudas por Cataluña

La Comisión Europea desvelará hoy que el PIB del año pasado creció al 3,1% y el del próximo ejercicio se mantiene previsto en el 2,1%

ADOLFO LORENTE

bruselas. Suma y sigue. España, pese a las dudas generadas por Cataluña, recibirá hoy de nuevo el respaldo de la Comisión Europea con una revisión al alza del crecimiento respecto a las previsiones macroeconómicas publicadas el 9 de noviembre. Según ha podido saber este diario de fuentes de toda solvencia, Bruselas cree que el PIB de la cuarta economía de la Eurozona será del 2,6% en 2018, una décima más de lo estimado hace tres meses y también una décima más de la reciente actualización anunciada por el Gobierno, que apostó por un 2,5% en lugar del 2,3% que estaba vigente. La Comisión, como suele ser habitual, será también más optimista que el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en enero cifró el crecimiento en el 2,4%.

Todas estas cifras serán anunciadas a mediodía de hoy por el comisario de Asuntos Económicos, el francés Pierre Moscovici. Será una presentación diferente a las habituales de los últimos años ya que sólo se incluirán los indicadores de crecimiento e inflación. Tanto el déficit como el paro, las dos grandes bestias españoles, se dejarán para la próxima ocasión. «Se vuelve a la metodología de antaño. Sólo serán completas las previsiones de primavera y otoño, así que éstas, las de invierno, iniciarán una nueva época», explican estas mismas fuentes, que achacan estos cambios a la bonanza de la economía.

Lo que sí se publicará será la inflación, todavía endeble, y el crecimiento. Respecto a la evolución del PIB, la Comisión mantiene que el crecimiento de 2017 se cerró en el 3,1% (misma cifra que el Ejecutivo), que el de este año será del 2,6% y que el de 2019 seguirá, como se dijo en noviembre, en el 2,1%. Porcentajes que hacen que España siga por encima de la media de la Eurozona, del conjunto de la UE y varias décimas por encima de Alemania, Francia y, sobre todo, Italia, que crecerá. La locomotora del club sigue teniendo matrícula española.

Sin embargo, los nubarrones del conflicto político catalán siguen sin despejarse. Así lo advertirá ayer el propio Moscovici, quien recientemente señaló este problema, las negociaciones para formar Gobierno en Alemania y las futuras elecciones italianas como los tres grandes elementos de incertidumbre que se ciernen sobre el club. Esto, claro, con el permiso del 'brexit' y de las agresivas políticas fiscales y monetarias de Donald Trump.

Tampoco faltarán otro de los clásicos de este segundo mandato de Mariano Rajoy al frente del Gobierno. Bruselas volverá a insistir en la necesidad de tener Presupuestos lo más rápido posible pese a ser muy conscientes de que la situación política española hace extremadamente complicado que los haya. Con el 155 en vigor, el PNV no tiene margen de maniobra para aprobarlos pese a que le conviene hacerlo para que sigan ejecutándose acuerdos como la rebaja de la factura eléctrica a las empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos