Bruselas defiende las reformas de las pensiones de 2011 y 2013 en pleno tsunami político

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ayer en el Senado. :: kiko huesca /efe
/
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ayer en el Senado. :: kiko huesca /efe

La Comisión, en un informe que presentará hoy, destaca la fortaleza de la economía pero alerta de la alta deuda, el elevado paro, el riesgo de pobreza o la desigualdad

ADOLFO LORENTE

bruselas. Y en pleno tsunami político y social sobre el sistema público de pensiones español, apareció Bruselas. El kilómetro cero. El poder. Lo hace para dar un balón de oxígeno al Gobierno de Mariano Rajoy poniendo en valor las reformas impulsadas tanto en 2011 (PSOE) como en 2013 (PP) porque logran «mitigar» los riesgos para la sostenibilidad del país a largo plazo. Ya saben, tanto ingreso, tanto gasto. Según Bruselas, el impacto de estas dos reformas, junto a otras medidas, ha supuesto «un ahorro del 2,4% del PIB», en torno a 25.000 millones, que sirven para paliar «el incremento del 1,5% del PIB» en gastos como el mantenimiento de la atención médica o los llamados cuidados de larga duración. Pero así como se destaca el ahorro generado, también se admite que las pensiones pueden ser «menos generosas».

Así consta en un prolijo informe de más de 70 páginas sobre la situación económica de España al que ha tenido acceso este periódico y que será presentado hoy por el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Dombrovskis, y los comisarios de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, y de Empleo, Marynne Thyssen. El de las pensiones no deja de ser un capítulo más, pero dada la enorme convulsión generada en España, muchas de las miradas se concentrarán en este asunto. ¿Y Bruselas, qué dice Bruselas? Lo que hace es reiterar lo ya dicho en los informes de años anteriores y defender las reformas impulsadas en 2011 y 2013 durante el estrecho marcaje al que la UE sometió a la cuarta potencia del euro. El 'timing' no fue casual. No hay que olvidar que el rescate financiero se produjo en el verano de 2012 y este tipo de cosas no salen gratis.

Los funcionarios comunitarios no se meten en decir cuál debe ser la revalorización anual, el importe de las pensiones o cómo hay que financiarlas. Eso es cosa de España. Bruselas, con los datos en la mano y teniendo en cuenta la estructura actual del sistema que acoge a más de nueve millones de pensionistas, concluye que el ahorro generado es positivo para la estabilidad financiera del país. En el informe, además, se destaca cómo el asunto está teniendo un gran protagonismo político y que no ha habido avances en el Pacto de Toledo. Pero más allá del espinoso asunto de las pensiones, el documento da sentido a ese latiguillo tan de moda en el relato político que advierte de que «aún queda mucho por hacer». Sí, un mundo. La lista es tan larga como conocida. Elevado endeudamiento, altos niveles de desempleo, riesgo de pobreza, una gran brecha entre los contratos temporales y fijos que están generando «niveles de desigualdad crónicos» por la mala calidad del empleo, escasa inversión en I+D que repercute en un menor productividad, altas tasas de abandono escolar...

La UE admite que las reformas pueden conllevar prestaciones menos «generosas»

Lo que la Comisión presentará hoy es el llamado paquete de invierno del semestre europeo, que no es otra cosa que elaborar un diagnóstico de todos los países del club (de 27, ya que Grecia no participa al estar bajo el tercer rescate) para que Bruselas publique en mayo sus temidas recomendaciones específicas. El informe pone a cada Estado miembro ante su espejo y en el caso de España, pese a que puede parecer que todo es un desastre, también hay muchos puntos positivos. Un apunte. Está encuadrada en el grupo de países que tienen desequilibrios macroeconómicos, pero no excesivos. Al igual que Alemania, Holanda, Irlanda o Suecia. El año pasado, por ejemplo, Francia e Italia seguían en una UCI de la que salió España hace ya dos años. El consuelo es éste. Todos tienen lo suyo.

Sobre España, la Comisión vuelve a ensalzar el «crecimiento fuerte y robusto» que el país sigue experimentando «gracias las reformas estructurales impulsadas al comienzo de la crisis». Además, en el capítulo social, también se destaca que se está mejorando «poco a poco», aunque con mucho margen de mejora. El momento sigue siendo dulce y, por ello, el informe recomienda aprovechar los vientos de cola «para seguir con las reformas». Nunca es suficiente.

del PIB es el ahorro que España ha tenido gracias, sobre todo, a las reformas de las pensiones, según cifras de la Comisión. En total, más de 25.000 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos