La Bolsa, en mínimos de hace un año, sucumbe al proteccionismo de Trump

El Ibex cae un 2,1% por las firmas industriales, ante el temor de que el conflicto creado con los aranceles afecte al final a otros sectores

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. Los inversores se han encontrado con un bache inesperado en el camino de la recuperación bursátil que habían iniciado en febrero: las medidas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Aunque todos los inversores conocían sus intenciones desde que asumió el mandato, hace más de un año, ha sido ahora, con el arancel a las importaciones de acero y aluminio con el que se han puesto verdaderamente nerviosos. El Ibex-35 cayó ayer un 2,1%, pierde definitivamente un 3% esta semana y se deja más de un 5% en lo que va de año.

Con esta evolución bajista, el selectivo español se sitúa finalmente en el peor nivel de los últimos 12 meses, con 9.531 puntos. Aun así, no fue el peor índice mundial en la última sesión de la semana. El CAC francés lideró las minusvalías, con una pérdida del 2,4%, mientras que el DAX alemán se dejó un 2,3%, y el FTSE londinense, un 1,5%. Para añadir más leña al fuego, los inversores vigilan ahora los resultados de las elecciones que tendrán lugar este fin de semana en Italia. Por su parte, en Estados Unidos, el Dow Jones vivió una jornada de caídas más moderadas -sus empresas se beneficiarán del proteccionismo- con descensos de hasta el 1% en algunos momentos de la sesión.

Las cotizadas que más han sufrido el anuncio del arancel siderúrgico a la entrada de acero -con un gravamen del 25%- y el aluminio -10%- han sido ArcelorMittal, con una caída del 3,6%, y Acerinox, cuyos títulos perdieron un 2,4%. También cayeron con fuerza las acciones de industriales como Técnicas Reunidas (-4,3%), Siemens-Gamesa (-4,1%) o Repsol (-3,5%).

Porque más allá de la nueva traba que Trump ha impuesto para proteger su producción nacional, las empresas temen que esta medida sea el inicio de una escalada que derive en una guerra comercial a nivel mundial. Victoria Torre, de Self Bank, considera que «sería muy perjudicial y podría truncar la evolución que han venido mostrando los datos macroeconómicos». China sería uno de los países más afectados, pero tampoco se librarían muchos emergentes, así como la Unión Europea, cuyos Estados miembro se lamentan de la decisión de Trump porque puede afectar a las exportaciones continentales.

Powell no lo tiene tan claro

Estados Unidos se ha convertido en el epicentro de todas las dudas porque, además, el recién designado presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell «no está siendo capaz de transmitir la suficiente calma y los inversores ya especulan con la posibilidad de que realice cuatro subidas de tipos, en lugar de tres», según explica Joaquín Robles, analista de XTB. Aunque Powell afirmó el miércoles que los incrementos de tipos serían moderados en 2018, también indicó que lo hará para evitar los síntomas de calentamiento que tiene la economía, un diagnóstico que podría llevarle a aprobar medidas más drásticas de las inicialmente esperadas por el mercado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos