La batalla por la condonación de la deuda contraída por el FLA

Las comunidades que acudieron a esta financiación quieren una quita, pero el resto lo ve como un premio para regiones incumplidoras

D. VALERA

madrid. Uno de los nudos gordianos de la reforma del sistema de financiación tiene que ver con la posible condonación o quita parcial de la deuda contraída por la comunidades con el Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). La posición de las comunidades se divide entre aquellas que se han endeudado enormemente a través de este sistema puesto en marcha por Hacienda ante el cierre de los mercados para muchas regiones y las autonomías que decidieron no acudir o sólo lo hicieron al final.

Hay que tener en cuenta que el Estado ha inyectado desde 2012 más de 180.000 millones a las comunidades a través de estos instrumentos, lo que ha provocado que la administración central sea el principal acreedor de una gran parte de las comunidades autónomas (posee más de la mitad de la deuda de ocho comunidades).

De esta forma, Valencia, Andalucía, Murcia o Baleares son partidarias de una condonación de la deuda del FLA. En este sentido, consideran que tuvieron que acudir a esta herramienta por estar infrafinanciadas en el modelo actual. Sin embargo, otras comunidades como Madrid consideran que una quita sería una forma de premiar a comunidades incumplidoras, frente a las regiones que asumieron la ley de estabilidad y cumplieron con el déficit.

Otra posibilidad es que en vez de una condonación se acuerde una reestructuración parcial que incluya un mayor plazo en la devolución o el cobro de unos menores intereses. Hay que tener en cuenta que los expertos también se mantuvieron divididos en este punto.

Sin embargo, donde hay unanimidad en las regiones del régimen común es en criticar el nuevo cupo vasco por considerar que no es «solidario» con el resto del país. Unas críticas que provienen de autonomías gobernadas por el PP como Madrid, que no han impedido al Gobierno sacar adelante en el Parlamento este polémico acuerdo que parece a salvo de la reforma de la financiación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos