El Banco de España recorta ligeramente sus previsiones de crecimiento por la crisis catalana

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde./EFE
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. / EFE

Para 2018 se espera un crecimiento del PIB del 2,5%, es decir una décima menos de lo que hasta ahora proyectaba

COLPISA/AFP

El Banco de España ha recortado ligeramente este viernes sus previsiones de crecimiento económico para 2018 y 2019, a causa del "aumento de la incertidumbre asociada a la situación en Cataluña", epicentro de una grave crisis política.

Para 2018, el banco central espera un crecimiento del PIB del 2,5%, es decir una décima menos de lo que hasta ahora proyectaba. En 2019, el crecimiento alcanzaría el 2,1%, también una décima menos de lo hasta ahora esperado, indicó el Banco de España en un comunicado.

La institución mantiene no obstante su previsión de crecimiento para 2017 en un 3,1%. Eso sí, contempla una ralentización de la actividad en el cuarto trimestre, marcada por semanas de crisis política aguda en octubre y noviembre.

Ya en octubre, el gobierno español recortó tres décimas su previsión de crecimiento para 2018, a 2,3% del PIB. Ahora dice que si vuelve "la normalidad" tras las elecciones regionales catalanas del 21 de diciembre, el crecimiento podría ser del 3%. El Banco de España espera por su lado que el nivel el de incertidumbre "remitirá" a comienzos de 2018.

De Guindos se muestra confiado

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, se ha mostrado confiado este viernes en que el impacto de la crisis catalana se va a revertir y esto permitirá que la economía española mantenga un crecimiento de entre el 2,5 % y el 3 % en los próximos "dos o tres ejercicios".

Durante la clausura de la entrega de premios Vocento al Liderazgo Empresarial, De Guindos ha considerado que esta recuperación de la "velocidad de crucero" permitirá salir "definitivamente de la crisis".

El ministro ha recordado España lleva más de tres años de "recuperación clara" y "sostenible en el tiempo", y ha asegurado que el cuarto trimestre será "muy similar" a los anteriores, cuando el repunte intertrimestral se situó entre el 0,8 y el 0,9 %. "No ha habido por tanto un impacto en España de la desaceleración en Cataluña", ha afirmado De Guindos, al tiempo que ha considerado que "esto se va a corregir".

La economía catalana representa un 19% del PIB español, y se vio ralentizada en octubre y noviembre, con efectos sensibles en el turismo, el consumo y el empleo.

Más de 3.000 empresas sacaron de la región su sede social, por miedo a la inseguridad jurídica derivada de una hipotética independencia o a ver sus productos boicoteados en el resto de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos