La otra banca en la sombra

Aunque las cifras macroeconómicas de la banca en la sombra de China son las que más preocupan en el mundo, las microeconómicas son las que causan estragos entre la población. Porque detrás de usureros de todos los colores se esconden grandes dramas familiares. Como el de Pang, una joven de Shanghái que pide no publicar su nombre completo. Su pesadilla comenzó con el 'crack' bursátil del verano de 2015. «Mi padre había comprado muchas acciones con dinero prestado por usureros. Creía que siempre aumentarían su valor, pero no fue así», recuerda. Lo perdió todo. Ni siquiera con la vivienda familiar logró saldar sus deudas, así que decidió huir a Laos dejando a la familia en China abandonada a su suerte. Fue entonces cuando Pang descubrió que algunos de los préstamos los había firmado él en su nombre. «Y como no tenía con qué pagarlos, me metieron en la lista negra de morosos del Gobierno». «Está afectando a mi trabajo y, aunque estoy pagando a plazos, no saldré de la lista hasta que amortice todo el importe».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos