Aumenta el temor a que las medidas proteccionistas de EE UU lastren la economía

Aumenta el temor a que las medidas proteccionistas de EE UU lastren la economía

Los aranceles al acero y al aluminio aprobados por Trump pueden iniciar una incierta guerra comercial con la UE y China que dañe el crecimiento

D. VALERA MADRID.

El pasado jueves el presidente de EE UU, Donald Trump, cruzó el Rubicón comercial con la aprobación de unos aranceles a las importaciones de acero y aluminio del 25% y el 10%, respectivamente. Una medida proteccionista que entrará en vigor en unas semanas y que ha caído como un jarro de agua fría en las principales instituciones internacionales y, sobre todo, en la Unión Europea. De hecho, Bruselas ya ha advertido de que responderá de forma «proporcionada» con la imposición de tasas a algunos productos estadounidenses, algo que también podría hacer China. Unas medidas que podrían desencadenar una guerra comercial que reduciría las exportaciones mundiales y afectaría al crecimiento económico. Un escenario que, sin duda, tendría impacto en España en un momento en el que el sector exterior lleva varios ejercicios con una aportación positiva al PIB (0,3 décimas en 2017).

«Si impones aranceles a tus aliados, ¿quiénes son entonces tus enemigos?», señaló con preocupación el presidente del BCE, Mario Draghi, tras la medida aprobada por Trump. De hecho, el máximo dirigente del eurobanco advirtió de que «las decisiones unilaterales son peligrosas» y confirmó que el auge del proteccionismo es un riesgo para la economía de la zona euro.

LOS DATOS

2.850
millones de euros son las exportaciones de acero de la UE a EE UU y que quedarían bajo el arancel.
500
millones anuales es el impacto que los expertos estiman tendrían en España los aranceles aprobados.
12.461
millones de euros fueron las exportaciones española a EE UU en 2017, el sexto mercado de destino.

En el caso de España la importancia de las relaciones comerciales con EE UU se han ido fortaleciendo en los últimos años hasta el punto de que en 2017 fue el sexto mercado de destino de las exportaciones españolas con un volumen de 12.461 millones de euros, un significativo 9,6% más que el ejercicio anterior. En concreto representó un 4,5% de las ventas. Las importaciones españolas, por su parte, se situaron en 13.823 millones, un 6,8% más que en 2016, lo que sitúa a EE UU como el quinto proveedor de bienes para España.

Por eso las alarmas han saltado tras los aranceles impuestos al acero y el aluminio que sólo representan el 3,5% de las ventas españolas a EE UU. Unas medidas que tendrían un impacto de unos 500 millones anuales para España, según Raymond Torres, director de coyuntura y economía internacional de Funcas. En cualquier caso, este experto recuerda que en un mundo globalizado los sistemas de producción se organizan en cadenas de valor de manera que el arancel a un producto tiene impacto en otros sectores. De hecho, Torres alerta de que las medidas proteccionistas con las que Trump intenta proteger la industria del acero estadounidense pueden ser contraproducentes y «perjudicar a otras empresas que utilizan ese producto y que verán cómo se encarece».

En este sentido, este experto de Funcas señala que no está claro que estas medidas arancelarias sean favorables para EE UU ya que pueden «recalentar la economía» y acelerar la subida de tipos de la Reserva Federal. Algo que ya ha advertido el FMI. «Es probable que las restricciones a la importación anunciadas causen daños no solo fuera de EE UU, sino también a la propia economía estadounidense», dijo el portavoz del Fondo, Gerry Rice. Además, la agenda proteccionista tampoco es compartida por toda la administración Trump como demuestra la reciente dimisión de Gary Cohn, el asesor de economía del presidente.

Tasas al bourbon o a Levi's

Sin embargo, la tensión puede elevarse porque la UE responderá a un gravamen al acero europeo que pone en riesgo los 2.850 millones de este material que exporta a EE UU. De hecho, la Comisión Europea ya ha señalado que prepara una lista de productos estadounidenses a los que impondrá aranceles. Aunque no se ha detallado, los responsables comunitarios han desvelado que entre los bienes afectados estarán el acero, el bourbon, la crema de cacahuete, el zumo de naranja, los arándanos y productos industriales. El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, también avanzó hace una semana que estarían incluidas las motos Harley Davidson y los vaqueros de Levi's. Además, Bruselas llevará el asunto a la Organización Mundial del Comercio.

En cualquier caso, las autoridades europeas todavía confían en que esos aranceles no se apliquen a los productos europeos. Una exención que ya han conseguido, por ejemplo, Canadá y México.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos