ACS y Atlantia ya negocian para repartirse Abertis y evitar una 'guerra' de OPAs

J. M. C.

Madrid. La constructora ACS y la firma italiana Atlantia, las dos compañías que aspiraban a hacerse con el control de Abertis, han iniciado una senda de negociaciones para repartirse la concesionaria a pesar de que habían lanzado ofertas diferentes por la multinacional. El grupo presidido por Florentino Pérez confirmó ayer que ambas multinacionales se encuentra «en conversaciones, sin que hasta la fecha hayan llegado a acuerdo alguno», según un comunicado.

La incertidumbre generada a raíz de la resistencia mostrada por el Gobierno ante la posibilidad de que un grupo extranjero pudiera controlar Hispasat -compañía participada mayoritariamente por Abertis- y los activos estratégicos con los que cuenta, habría sido uno de los motivos por los que ACS y Atlantia habrían optado por una acuerdo amistoso. Así, evitarán una 'guerra' de OPAs que podría prolongarse durante muchos meses. Tanto el Ministerio de Fomento como el de Energía habían recordado la necesidad de autorizaciones expresas de ambos departamentos para aprobar la operación.

Atlantia, que construye y gestiona la mayor parte de las autopistas italianas, lanzó en mayo del año pasado una oferta de compra a Abertis a 16,5 euros por acción, mientras que ACS lo hizo en octubre -a través de su filial alemana Hochtief- a 18,76 euros. La CNMV ya había dado luz verde a la OPA de la firma italiana, aunque en el caso de la constructora española aún estaba pendiente de emitir su informe.

A la espera del resultado final de las negociaciones, las acciones de ambos repuntaron ayer en el mercado bursátil. Los títulos de ACS se dispararon un 8,5% mientras que los de Atlantia subieron un 3,3%. Los de Abertis se dejaron casi un 4% de su cotización. Los accionistas de esta sociedad -controlada en un 21,5% por CriteriaCaixa- serían los más perjudicados sin la 'guerra' de OPAs.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos