ENTRE LA AMNESIA BURSÁTIL Y LA REALIDAD POLÍTICA

RAFAEL RUBIO - ANALISTA DE MERCADOS

El fuerte crecimiento de las Bolsas norteamericanas desde hace un año, coincidiendo con la llegada a la presidencia de Donald Trump, muestra hasta qué punto los mercados se mueven más por las expectativas que por la realidad. Pocos podrían prever que el Dow Jones, principal índice de Wall Street, se incrementaría un 29% en el primer ejercicio de la presidencia de Trump y ello ha afectado de forma positiva a las Bolsas de este lado del Atlántico, que se han apuntado importantes plusvalías. Una suerte para un buen número de ahorradores que han debido ahora apostar por la renta variable como única alternativa a la menguante o casi nula rentabilidad de los productos bancarios tradicionales y de la renta fija.

Y es que habría sido un desastre que esta necesidad de asumir mayor riesgo se hubiera saldado con importantes pérdidas.

Ante esta situación cabe ahora preguntarse si la Bolsa española, cuyas ganancias están cerca del 14% en este primer año de Trump, puede recuperar la rentabilidad perdida respecto a las principales plazas europeas y al Eurostoxx. Para ello será necesario, sin duda, que los comicios del 21 de diciembre en Cataluña aporten expectativas de tranquilidad y sosiego. Es cierto que restañar las heridas y superar los daños causados no será cuestión de un par de meses, pero la amnesia es una característica de los mercados en estos casos, lo que puede jugar a favor de los intereses de ahorradores/inversores.

Fotos

Vídeos