Amazon, denunciada ante la justicia por «precariedad laboral» en sus centros

CC OO recurre también a la Inspección de Trabajo por el abuso que hace del contrato temporal y anuncia nuevos paros para el 18 de mayo

LUCÍA PALACIOS MADRID.

El conflicto entre Amazon y sus trabajadores en España se ha judicializado ya, lo que según fuentes sindicales podría terminar poniendo en tela de juicio en el plano laboral el propio modelo de negocio de la multinacional estadounidense. El primer paso ha sido la denuncia presentada por CC OO ayer ante los Juzgados de lo Social de Madrid por modificar, de manera unilateral y sin previo aviso, las condiciones de trabajo que el gigante del comercio electrónico venía aplicando en su centro de trabajo en la localidad madrileña de San Fernando de Henares -su mayor planta en España- hasta la huelga que tuvo lugar los días 21 y 22 de marzo. Estima el sindicato que la forma de proceder de la empresa no se ajusta a la legalidad y pretenden demostrarlo.

«Existe un defecto formal de legalidad que deviene toda la actuación en nula», subrayan desde la central, que además es mayoritaria en grado de representación entre los trabajadores de Amazon. Además, apuntan, las nuevas condiciones impuestas «contravendrían» la regulación laboral actual. «Parece ser que sólo quisieron leer lo que le permitía meter la tijera a los derechos de las trabajadoras y trabajadores a la hora de modificar unilateralmente el convenio», denuncia CC OO.

Desde la multinacional, por su parte, defienden que no han incumplido la ley. También niegan que la dimisión anunciada por su 'hombre fuerte' en España -el director general, François Nuyts- tenga que ver con los paros y el tenso clima laboral en la plantilla. «Es una decisión personal», arguyeron, dirigida a dedicarse a nuevos proyectos.

Desde CC OO, sin embargo, sí ven relación entre ambos hechos y piden que «el nuevo equipo recupere la coherencia y responsabilidad». Le piden en ese sentido que «cierre este conflicto mediante un acuerdo con los representantes sindicales».

Más de 1.000 temporales

Mientras, el sindicato también ha acudido a la Inspección de Trabajo para denunciar el abuso que hace la compañía estadounidense de la contratación temporal. Según sus cálculos, y con arreglo a la normativa sectorial, debería reconvertir en indefinidos al menos la mitad de sus contratos temporales actuales -realizados a través de ETTs-, lo que vendría a afectar a más de 1.000 personas. Argumenta que al desempeñar tareas de trabajo estructurales, esos puestos solo pueden ocuparlos trabajadores de tipo indefinido.

«Aunque Amazon tenga convenio propio está obligada a respetar lo que dicta el acuerdo sectorial de logística sobre contratación temporal, pues en el convenio de empresa este aspecto no está regulado y depende subsidiariamente del sectorial», explican desde CC OO.

El sindicato liderado por Unai Sordo ha convocado nuevos paros parciales en el principal centro de Amazon en España para el próximo 18 de mayo, a la espera de una mediación laboral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos