EL AHORRO TIENE DOS PROBLEMAS Y UNA ALTERNATIVA

RAFAEL RUBIO - ANALISTA DE MERCADOS

El estío en la Bolsa es casi sinónimo de un mercado modorro que en algunos ejercicios se transforma en brusca caída. Pero es también el momento en el que las grandes instituciones reflexionan públicamente sobre la posible evolución de los mercados y las medidas que sería conveniente adoptar. Y de las más recientes reflexiones del FMI, del BCE y de la UE, los ahorradores/inversores pueden sacar dos importantes conclusiones:

La primera, que es importante que suban los salarios en España. Con salarios de subsistencia no es posible consolidar el crecimiento económico porque éste sólo está beneficiando ahora a unos pocos. Y, entre otras cosas, tampoco es posible que con la actual estructura salarial los bancos hagan negocio y concedan créditos a quienes no tienen solvencia. Mientras eso no se produzca, el sector financiero seguirá destruyendo empleo, dándonos quebraderos de cabeza y siendo una losa para la Bolsa.

La segunda, que el Banco Central Europeo está empeñado en reanimar la inflación y entretanto mantendrá las muletas a nuestra economía. Mala cosa para rentistas conservadores y, peor todavía, para jubilados, cuyas pensiones apenas crecerán un 0,25% al año, pero buena para la economía en estos momentos. La única alternativa para los que tengan algo de ahorro es asumir cierto riesgo y tomar alguna posición en renta variable en la esperanza de que las acciones se revaloricen y compensen el escaso rendimiento de los productos bancarios tradicionales y de la renta fija.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos