Los agentes sociales acusan al Gobierno de legislar sobre formación sin contar con ellos

J. A. B.

La reforma del sistema de formación profesional para el empleo sigue poniendo en riesgo la posibilidad de que los agentes sociales puedan alcanzar acuerdos con el Gobierno en materia laboral. Y es que tanto la patronal como los sindicatos acusaron ayer al Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy de realizar «una ruptura unilateral» de la negociación.

El detonante fue la aprobación por el Consejo de Ministros del real decreto que desarrolla la controvertida Ley 30/2015 que reforma dicho sistema. El Ministerio de Empleo apartó entonces a los agentes sociales de la gestión de los cursos de formación a raíz de destaparse varios fraudes en los últimos años, dejándoles fuera del control de los 250 millones de euros para planes de formación a trabajadores en 2016 y 2017.

Ahora tampoco parece haber contado con ellos para el desarrollo de esa norma, que regula entre otras cosas el «cheque formación» para desempleados a fin de que las comunidades autónomas lo puedan poner en marcha. De esa letra pequeña dependerá en qué centro homologado podrán hacerla, dentro de un régimen de competencia entre estos.

El Gobierno sostiene que entregó a patronal y sindicatos el texto del decreto hace un mes, sin recibir alegaciones después. Pero la CEOE se queja de que eso fue en la segunda «y última reunión» de la llamada mesa de formación, sin que su contenido se haya abordado en ninguna. Desde UGT, a su vez, critican que el Ejecutivo se este «burlando» del diálogo social, aprobando con urgencia un tema del que aún están hablando cuando hay convocatorias de otros años «por resolver».

Fotos

Vídeos