La actividad industrial, en máximos en la zona euro

Las fábricas de las grandes potencias de la UE operan ahora a su mayor ritmo en dos décadas, que en el caso de España es el más alto desde 2006

J. A. B.

madrid. La industria europea ha comenzado el nuevo año con el mayor músculo que se le recuerda. Su actividad, medida en términos de oferta y demanda, finalizó 2017 con los registros más altos en dos décadas para la zona euro, el club que reúne a las principales potencias de la UE salvo a Reino Unido, ahora en plena retirada de la Unión.

Según el índice PMI, un referente ya clásico en Europa que la consultora IHS Markit viene publicando desde 1997 -antes de que entrara en vigor la moneda común europea-, el sector manufacturero en los Estados del euro aceleró su crecimiento en diciembre hasta los 60,6 puntos, el valor más alto de toda la serie y medio punto por encima del mes precedente. A ello contribuyó de forma decisiva una producción casi récord para atender a una demanda que ha recobrado ya los niveles previos a la crisis, con unos pedidos que registraron su mayor volumen desde abril del año 2000.

De hecho, los países del euro «dominaron la clasificación mundial en el aumento del PMI (índice de compras) durante gran parte de 2017», apuntó Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit. «Fue -destacó- un ejercicio récord en Alemania, Austria, Países Bajos e Irlanda, mientras Italia y Francia tuvieron sus mejores resultados desde 2000».

El indicador referido a la producción, a su vez, subió hasta los 62,2 puntos, su nivel más elevado en 17 años y que solo se ha superado en una ocasión desde 1997. Y eso contando con que las fábricas incrementaron también sus precios, para una inflación media del 1,5% en la zona euro.

En España, el índice PMI manufacturero estuvo por debajo de la media, con 55,8 puntos. Aun así, roza su máximo valor desde 2006, lo que permitió a las empresas industriales aumentar sus contrataciones.

Según los últimos datos del INE, la facturación del sector creció un 11,1% en octubre, el doble que lo hizo el negocio de los servicios (5,6%). Y la entrada de pedidos subió un 7%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos