El absentismo se dispara y supone un coste de más de 76.000 millones anuales

La tasa alcanza el máximo histórico del 5%, lo que equivale a que casi 915.000 trabajadores no acudieran ningún día del año a su puesto

LUCÍA PALACIOS

madrid. El absentismo sigue creciendo en España. Hasta el punto de que en 2017 llegó a máximos históricos al marcar una tasa del 5%, después de que en los últimos cuatro años se haya incrementado un 21%, según el VII Informe Adecco sobre Absentismo Laboral publicado ayer, que especifica que se trata del porcentaje de horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni expedientes de regulación temporal de empleo) respecto a la jornada pactada efectiva. Esto significa que ha superado incluso los niveles precrisis, pues el anterior récord había que buscarlo en 2007 (4,95%).

El coste total de estas ausencias laborales ascendió a 76.449 millones, lo que supone un incremento del 10,58% respecto a 2016. De esta cantidad, 6.653 millones corresponden al gasto que tuvo que hacer el Estado en relación a las prestaciones por incapacidad temporal que paga a los trabajadores de baja, presupuesto que se incrementó un 11% respecto al año anterior. El coste directo para las empresas (que tienen que abonar el salario y las cotizaciones sociales de los primeros 15 días de baja de sus empleados) fue de 6.218 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos