La Rioja

Unicaja esquiva a los especuladores con un debut del 6% al alza en la Bolsa

  • La valoración de la entidad supera los 1.800 millones en su estreno en el mercado pese a los ataques de muchos inversores a la banca

Madrid. La salida a Bolsa de Unicaja superó ayer su primera sesión de cotización con importantes revalorizaciones que disiparon desde un primer momento el temor a que el valor quedara en manos de los inversores que operan a corto apostando por su caída para obtener beneficios. A pesar de la alargada sombra de los vaivenes que afectaron al Popular y después a Liberbank, la entidad registró un alza del 6,3% y situó el valor de sus acciones en los 1,17 euros, frente a los 1,10 euros en los que se estrenó.

En ningún momento de la sesión, en la que debutó a las 12.00 horas con el tradicional toque de campana, los títulos de Unicaja cayeron. De hecho, comenzó a cotizar con un repunte superior al 9%, que le llevó hasta los 1,20 euros.

Al cierre de la sesión, la capitalización bursátil del grupo se elevó hasta los 1.800 millones. Durante los próximos 30 días, Unicaja contará con la ayuda de Morgan Stanley o de cualquiera de sus agentes para llevar a cabo operaciones de estabilización de sus títulos.

El debut del banco no llegaba en el mejor momento posible para el sector. Porque, en el caso de Liberbank, su operativa tiene prohibidas las operaciones a corto hasta el próximo día 12, después de que el valor se viera envuelto en una espiral bajista que le llevó a perder hasta un 20% de su valor en algunas sesiones de junio. La crisis de la entidad supuso la continuación del rescate del Popular, por el que el Santander tendrá que lanzar una emisión de 7.000 millones para captar capital. Por eso, el estreno de Unicaja se aceleró, para anticiparse a la macroampliación de la entidad presidida por Ana Botín, que será previsiblemente en julio.

Con esta operación, Unicaja ha sacado al mercado 625 millones de acciones nuevas, equivalentes a un 40,3% de su capital. Con esos fondos, el grupo podrá devolver la ayuda de 604 millones inyectada por el Estado en Caja España-Duero (CEISS), adquirida por Unicaja.

En el acto de apertura de cotización, el presidente de la entidad, Manuel Azuaga, reconoció que el salto al parqué llega en «una época compleja», pero insistió en que su función y su forma de hacer banca seguirá siendo «crucial» para sus tres millones de clientes. «Somos de las entidades con mayor nivel de capital», insistió para destacar su elevado nivel de liquidez, así como de cobertura sobre riesgos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate