La Rioja

Pallete ve abocadas al cierre las empresas que no hagan la transformación digital

  • El jefe de Telefónica compara la «disrupción tecnológica» con la revolución industrial y cree que los datos serán más negocio que el crudo

madrid. «Las empresas que no sean capaces de transformarse lo van a tener muy complicado para sobrevivir». La advertencia la lanzó ayer el presidente de Telefónica, José María Alvárez-Pallete, y se refería al proceso de lo que denominó «disrupción tecnológica», del que -añadió- ninguna compañía «puede mantenerse al margen».

En una jornada organizada por la multinacional sobre la posición de España y Europa ante esos cambios, su primer ejecutivo dejó claro que el mundo empresarial ya los está acusando y pusó varios ejemplos de ello. Así, mientras a mediados del siglo XX la vida media de una compañía alcanzaba los 61 años, hoy en día solo llega a 17, esto es, apenas supone una tercera parte.

De igual modo, más de la mitad de las empresas que aparecían a principios de este siglo en el índice S&P 500 de Nueva York, considerado el más representativo de las tendencias bursátiles, ya no existen. En concreto, el 52% de esas firmas cotizadas ha echado el cierre.

«La transformación tecnológica lo está cambiando todo», aseveró Alvárez-Pallete, quien llegó a comparar este proceso de «transición acelerada» con la revolución industrial, al no tener «precedentes» por su velocidad y alcance. «No hay aspecto de la vida humana que no pueda ser alterado por la tecnología»,afirmó antes de advertir de que «innovar es un tema de supervivencia» y «ninguna compañía la tiene garantizada» si no lo hace.

Por eso lamentó que las empresas europeas no estén entre las más innovadoras del mundo. «No es lógico», dijo, para luego apuntar que «probablemente» no se destina dinero a los sitios apropiados. «Algo no estamos haciendo bien y deberíamos ver qué cambiar», señaló.

El mercado, además, no parece que vaya a darles un respiro. El teléfono fijo tardó 75 años en llegar a los 100 millones de clientes, al móvil le bastó con 16, Facebook apenas tardó cuatro años y medio, y la aplicación Pokemon Go los alcanzó en solo 23 días. «Quien no se adapte desaparecerá», avisó el presidente de Telefónica.

Es -destacó- «un nuevo mundo al que adaptarse», donde «los datos van a desplazar al petróleo como materia prima más valiosa». Gracias a los cambios, sobre todo el desarrollo del 5G, para 2022 la capacidad de las redes para transportarlos se habrá multiplicado por 1.000 y la velocidad habrá crecido 100 veces. Y esto «eliminará la latencia», es decir, el tiempo de ida y vuelta de la información será casi instantáneo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate