La Rioja

Llamadas de atención continuas para evitar quiebras familiares

  • Tanto los expertos como el regulador aconsejan vigilar los riesgos que conlleva una inversión bursátil antes de adentrarse en ella

El agónico rescate del Banco Popular se ha llevado por delante, entre otros, el patrimonio de 167.000 accionistas que habían invertido hasta 1.000 euros en títulos de la entidad, según los últimos registros actualizados por la propia entidad. Son los verdaderos afectados minoritarios, junto a los 66.000 que poseían acciones por un valor de hasta 4.000 euros; o los 22.000 que tenían invertidos en títulos hasta 10.000 euros. Sus ahorros bursátiles se diluyeron de la noche a la mañana y muchos se preguntan ahora si hicieron bien en adentrarse en el mercado.

Para David Gassó, del Consejo de Economistas, «los ciudadanos deben entender qué tipo de riesgo corren al participar en una inversión así». Y aclara que «hay que ser consciente de que, como accionista, se convierte en propietario de una empresa, para lo bueno como el dividendo, pero también para lo malo», como en el Popular.

También Ramón Hernández, del Instituto de Estudios Bursátiles, indica que «hay una necesidad de mejorar la cultura financiera» y recuerda que, en contra de lo que ocurre en España, «en otros países la participación de los minoritarios en las cotizadas es mucho mayor y se encuentran mucho más organizados».

A fin de evitar problemas como los que han afectado a los accionistas del banco adquirido por el Santander, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) emite distintas alertas y recomendaciones ante determinadas situaciones que se dan en el mercado y que pueden suponer un peligro para inversiones de los particulares.

La lista de advertencias de entidades no registradas es una pauta habitual del regulador para indicar un posible riesgo: el de compañías que se hacen pasar por firmas de inversión, cuando en realidad no cuentan con el permiso pertinente. Solamente en el último mes, la CNMV ha emitido una decena de avisos sobre este tipo de empresas, con sus correspondientes denominaciones. El pequeño inversor también puede acudir al buscador de entidades advertidas (a través de su página web cnmv.es) para comprobar si una empresa ha sido incorporada a los registros de otros países.

Más allá de estas advertencias, el supervisor también ofrece toda una serie de consejos a los particulares, que deben ser tenidos en cuenta a la hora de invertir. Entre los más importantes destacan, por ejemplo, tener en cuenta que si una inversión registra un rendimiento que no le resulta satisfactorio debería apartarla de su cartera.

Por otra parte, también resulta necesario atender a factores como las fechas de vencimiento de los productos contratados, sin olvidar cualquier cambio personal o familiar que provoque una modificación de su perfil de inversor y, por tanto, de los activos que tenga. Además, debe atender a la evolución de los mercados financieros para no dejarse escapar determinados acontecimientos que puedan afectar a sus inversiones, e incluso evitar un desequilibrio en sus productos pues no todo puede ser Bolsa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate