La Rioja

Los grandes ayuntamientos reducen un 40% su deuda desde el máximo de la crisis

  • La mejora no evita que el pasivo total de las administraciones alcance el 100,4% del PIB con un récord de 1,12 billones en el primer trimestre

Los ayuntamientos se consolidan como la administración más cumplidora de las reglas de estabilidad presupuestaria. No sólo llevan cinco años encadenando un superávit tras otro -este ejercicio será el sexto-, sino que han sido capaces de reducir su deuda de manera significativa. En concreto, las grandes ciudades -aquellas de más de 300.000 habitantes- han resultado las impulsoras de este recorte al disminuir su pasivo un 40,5% desde el máximo alcanzado durante la crisis a mediados de 2012. De esta forma han pasado de soportar una losa de 13.498 millones a recortar esos números rojos hasta los 8.027 millones en el primer trimestre de 2017, según los datos del Banco de España publicados ayer.

Si se analizan las corporaciones locales en su conjunto, la deuda también se alivia un 28,2% desde los récords de 44.000 millones de 2012 hasta situarse en los 31.567 millones en el primer trimestre del presente curso. De hecho, sólo en el último año los municipios y diputaciones redujeron un 9,9% sus deudas. De esta forma, el pasivo de los ayuntamientos equivale al 2,8% del PIB. Un dato que les permite cumplir con el objetivo de situar el pasivo de las corporaciones locales por debajo del 3% fijado para 2020 en la Ley de Estabilidad (ningún otro subsector logrará cumplir sus límites a tiempo).

Evidentemente, el comportamiento de los ayuntamientos está muy influenciado por la situación de Madrid, la ciudad más endeudada con 3.611 millones (una cuantía superior al pasivo de toda Cantabria o similar al registrado en Navarra). Sin embargo, el consistorio dirigido por Manuela Carmena ha conseguido reducir su pasivo en 1.118 millones en el último año (una disminución del 23,6%). Un comportamiento positivo que, en menor medida, han registrado los principales municipios. De hecho, de las 13 ciudades más pobladas del país sólo Zaragoza y Las Palmas incrementaron su deuda en el primer trimestre de 2017. Desde Hacienda argumentaron que los buenos resultados de los ayuntamientos son consecuencia de la Ley de Estabilidad.

En cualquier caso, la evolución favorable de las corporaciones locales no impidió que la deuda del conjunto de las administraciones públicas siguiera en ascenso y marcase otro récord en el primer trimestre al situarse en los 1,12 billones de euros. Es decir, sufrió un incremento de 21.767 millones respecto al trimestre anterior. Además, su volumen es 31.864 millones superior al de hace justo un año. De esta forma, la deuda pública de España representa el 100,4% del PIB. Una cifra que, según señalaron en el Ministerio de Economía, es ocho décimas inferior a la registrada en el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, es superior al objetivo fijado en el Plan de Estabilidad del 98,8% para 2017.

En cualquier caso, el Gobierno insistió en que el nivel alcanzado se debe a factores coyunturales como el diferente calendario de emisiones y amortizaciones. En este sentido, fuentes del departamento que dirige Luis de Guindos recordaron que más allá de estos vaivenes mensuales el objetivo pactado con Bruselas se mantiene y se «cumplirá». De hecho, el año pasado se consiguió reducir el pasivo en relación al PIB por segunda vez desde el inicio de la crisis gracias al mayor crecimiento, aunque el volumen total de la deuda siguió al alza. Un escenario que el Ejecutivo confía en repetir este 2017 gracias a un avance del PIB alrededor del 3%. Algo que no evita el llamamiento de los organismos internacionales a acelerar la reducción del pasivo para evitar riesgos en caso de turbulencias financieras.

Más deuda del Estado

Pero los datos publicados ayer también mostraron que la administración central acumula como es habitual la mayor parte del pasivo. Así, la deuda se situó en los 987.846 millones en los primeros tres meses, lo que supone un incremento de 18.294 millones en tres meses. De esta forma, el pasivo equivale al 87,8% del PIB. Por su parte, la deuda de las comunidades autónomas alcanzó los 279.000 millones con un incremento del 0,8% en el primer trimestre. En total este pasivo representa el 24,8% del PIB, una décima menos que el trimestre anterior. Más de la mitad de la deuda autonómica (53,4%) está en manos del Estado a través de los mecanismos de financiación extraordinarios como el FLA o el Fondo de Facilidad. Las regiones más endeudadas son la Comunidad Valenciana (41,5% del PIB , Castilla-La Mancha (36,5%) y Baleares (30,4%). Por su parte, el nivel más bajo es para Madrid (14,9%) y País Vasco (15,1%).

Por último, la deuda de la Seguridad Social se mantuvo estable en los 17.173 millones, lo que representa el 1,5% del PIB.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate