La Rioja

Los inspectores dudan del 'agujero' del Popular

  • Los técnicos del Banco de España critican al regulador por no atajar antes la situación de la entidad y alertan de que la crisis sigue viva

madrid. La Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del Banco de España ha cuestionado el supuesto 'agujero' al que se podía haber visto abocado el Banco Popular, que se movía entre los 2.000 y los 8.000 millones, estimado por el experto independiente contratado por las autoridades antes de la intervención de la pasada semana.

La organización califica de «llamativo» que la valoración de las pérdidas de la entidad financiera, elaborada por la firma Deloitte, se moviera en un rango tan amplio. De hecho, los inspectores sostienen que o los «escenarios» analizados son de una diversidad extrema, o el «experto» no lo es tanto, o no lo es su autonomía al hacer esos cálculos.

El comunicado publicado ayer por la asociación realiza una dura crítica al papel desempeñado por las instituciones, en general, y por el Banco de España, en particular, en la crisis del Popular al indicar que les resultan «soprendentes» las afirmaciones sobre que se ha tratado de una crisis de liquidez -falta de fondos- y no de solvencia. Porque «la una conduce a la otra», indican. Y, además, «resulta difícil de aceptar que una entidad pueda verse abocada a la quiebra por un problema estrictamente de liquidez».

Señalan que «posteriormente se determinará si el fallecimiento era inevitable o no, pero en cualquier caso la pérdida es irreparable». Y prosiguen que será «especialmente triste si, tras mostrar los primeros síntomas hace tiempo, en lugar de proceder a una intervención terapéutica de restablecimiento de la salud se decidió permitir que la enfermedad siguiera su curso».

Por otra parte, critican la «maraña regulatoria» que sufre el sector y las prisas por implantar la supervisión bancaria común. Aunque admiten mejoras en los controles, pero recuerdan que «siguen quebrando bancos», advirtiendo que «la banca europea sigue en crisis. Y el diagnóstico y el tratamiento propuestos no son en absoluto acertados».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate