La Rioja

El Banco de España mejora sus previsiones: el PIB subirá un 3,1% este año y paro al 13% en 2019

El Banco de España mejora sus previsiones: el PIB subirá un 3,1% este año y paro al 13% en 2019
  • El regulador anticipa una prolongación de la fase de expansión y ve riesgos a la baja en el futuro

Las proyecciones macroeconómicas del Banco de España han mejorado de forma sustancial en el último informe que acaba de publicar en el que anticipa un mayor crecimiento económico y creación de empleo, así como una reducción de los riesgos internos y externos que amenazaban a nuestra economía. En concreto, las perspectiva de Producto Interior Bruto (PIB) se sitúan en el 3,1% para este año, lo que supone que la economía vuelva a rendir por encima de la tasa del 3%, una cota que la mayoría de los expertos ya daban por perdida a principios d este año.

Sin embargo, el regulador ha mejorado en tres décimas su anterior previsión al respecto al considerar que España se encuentra en una “prolongación de la fase de expansión” entre este año y 2019. Para ello, se apoyará “en las ganancias de competitividad acumuladas desde el inicio de la crisis, los avances en el proceso de desendeudamiento del sector privado y la persistencia de unas condiciones financieras favorables”, a lo que contribuye la orientación acomodaticia de la política monetaria.

Eso sí, a medida que vaya transcurriendo el período de proyección, se espera que tenga lugar una moderación del crecimiento de la actividad y del empleo, conforme terminen de desvanecerse los efectos desfasados de algunos impulsos expansivos que han operado en el pasado. Así, el PIB se moderaría hasta el 2,5 % y el 2,2 % en 2018 y en 2019, respectivamente. El Banco de España reconoce que estos cambios llegan "como resultado de una evolución reciente en el ámbito nacional e internacional más favorable de la anticipada previamente” y de la actualización de los supuestos técnicos y exteriores sobre los que se condicionan las proyecciones, que ha motivado revisiones al alza en los distintos componentes de demanda.

El avance del producto continuará sustentándose en la demanda nacional, para la que, no obstante, se prevé una prolongación de la desaceleración observada en 2016. Por su parte, la demanda exterior neta continuaría ejerciendo una contribución positiva a lo largo del horizonte de proyección.

Estas previsiones coinciden con lo adelantado ayer por el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien avanzó que la evolución de la actividad “está superando las expectativas”, ante lo que preveía un crecimiento en El Segundo trimestre “más fuerte” que el de inicio de año, además de una creación de empleo “histórica” entre abril y junio.

Las previsiones del regulador también mejoran en el campo laboral. El último informe del Banco de España prevé el mantenimiento de “ritmos elevados de creación de empleo”. Con ello, la mejora de la ocupación permitirá descensos adicionales de la tasa de paro, cuyo nivel disminuiría hasta el entorno del 13% a finales de 2019.

En su nuevo análisis macroeconómico, el Banco de España señala que los riesgos que hasta ahora podían afectar el PIB “se orientan moderadamente a la baja”, principalmente en relación con el contexto exterior, lo que viene motivado por un eventual aumento del proteccionismo comercial, un hipotético endurecimiento adicional de las condiciones financieras globales y la incertidumbre asociada al proceso de salida del Reino Unido de la UE. También señala que en el campo interno hay “algunas incertidumbres” sobre las políticas económicas. Recuerda “la necesidad de cumplir con la senda de consolidación fiscal”, aprovechando el contexto actual de crecimiento elevado y tipos de interés reducidos. Porque España tiene que “reducir la vulnerabilidad” ante una posible subida de tipos de interés.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate