La Rioja

La UE relaja la vigilancia de la inversión en puertos y pequeños y aeropuertos

  • Ya no será necesario pedir autorización previa a la Comisión para realizar un gasto en estas infraestructuras

Bruselas. No se trata de dar barra libre a la concesión de ayudas públicas pero sí de conceder cierta manga ancha para incentivar la inversión en los 420 aeropuertos europeos con menos de tres millones de viajeros anuales, en puertos (cuantías inferiores a 150 millones), proyectos culturales, complejos deportivos de uso múltiple (los tradicionales multiusos), empresas de nueva creación y las regiones ultraperiféricas, como pueden ser las Islas Canarias. La Comisión anunció ayer la aprobación de varios cambios normativos en la legislación de ayudas de Estado que en la práctica supondrá menos carga de trabajo para Bruselas y menos trabas burocráticos para dinamizar la economía. Lo que se ha hecho es eximirles de tener que pedir una autorización previa a los servicios de Competencia, como ahora.

¿Significa esto que la administración pública puede dar dinero sin miramientos a este tipo de infraestructuras? No. Las reglas siguen siendo las mismas, lo que sucede es que habrá menos control porque se hará a posteriori. Es decir, ya no necesita el OK de Bruselas para impulsar una determinada inversión, pero Bruselas podrá actuar de oficio 'motu proprio' o por la denuncia de alguien.

Como era de esperar, la inclusión de los aeropuertos se ha llevado todo el protagonismo del anuncio. En España, por ejemplo, quedan fuera los 15 más grandes. Además de tener menos de tres millones de usuarios al año, se ha establecido otro requisito: que no estén en la zona de atracción (100 km de distancia o 60 minutos) de otro aeródromo. En cualquier caso, la Comisión Europea advirtió, además, que sólo afecta a aeródromos ya construidos y no busca la construcción de nuevos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate