La Rioja

Popular y Bankia se dejan un 4% antes de oficializar las ofertas para una posible fusión

Mala jornada ayer para las entidades financieras españolas, lastradas a su vez por la peor sesión del año en un Ibex-35 (cayó un 1,8%) contagiado por la incertidumbre que están generando entre los inversores algunas decisiones del gobierno de Donald Trump. En el caso de los bancos, también jugaron en su contra las dudas sobre el proceso de fusión que ha abierto el Banco Popular.

Su consejo de administración estudiará hoy las ofertas presentadas por las entidades interesadas, aunque ninguna tiene carácter vinculante por ahora. El martes se daba por seguro que en la puja estarían Santander, BBVA y Bankia, e incluso CaixaBank y Sabadell, pero en las últimas horas han surgido dudas sobre si los bancos catalanes y la entidad dirigida por Francisco González se descolgaron de la carrera a última hora.

Esta falta de claridad contribuyó también a que la mayoría fueran penalizados ayer en la Bolsa. Los mayores descensos del Ibex los sufrieron precisamente la nacionalizada Bankia (-4,2%) y el propio Popular (-4,15), cuya capitalización apenas supera ya los 2.800 millones de euros pendiente, además, de una nueva ampliación.

CaixaBank se despreció un 3,9%, mientras que el Sabadell lo hizo un 3,4%. El Santander se dejó un 2,8% y el BBVA 'solo' un 1,8%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate