La Rioja

BBVA estima que el PIB podría acelerarse al 1,1% en el segundo trimestre, el mayor alza desde 2006

Presentación de un estudio de BBVA Research.
Presentación de un estudio de BBVA Research. / Chema Moya (Efe)
  • La confirmación de esta previsión supondría nuevamente un "ligero sesgo al alza" sobre el crecimiento previsto del 3%, que augura un alza del PIB algo menor para 2018, del 2,7%

BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad, destaca que la recuperación económica gana "tracción" en el segundo trimestre del año y estima que el avance trimestral podría acelerarse hasta el 1% o el 1,1%, la mayor cifra desde el primer trimestre de 2006.

Así consta en el 'Observatorio Económico España' del mes de mayo, elaborado y publicado este jueves por el servicio de estudios de BBVA, en el que señala que, con cerca del 20% de la información disponible para el segundo trimestre, el modelo MICA-BBVA estima que el avance trimestral del PIB podría acelerarse hasta en tres décimas respecto al primer trimestre y registrar así la mayor cifra registrada en once años.

La confirmación de esta previsión supondría nuevamente un "ligero sesgo al alza" sobre el crecimiento previsto del 3% en el escenario de BBVA Research para 2017, que augura un alza del PIB algo menor para 2018, del 2,7%.

El servicio de estudios subraya que la demanda doméstica "continúa recuperándose", ya que durante los primeros meses de 2017 habría mantenido su rol fundamental como "motor del crecimiento", con una contribución al PIB similar a la observada a largo del año pasado, de 0,6 puntos porcentuales de promedio.

De hecho, la información disponible del primer trimestre del año sugiere que todos los componentes de la demanda interna habrían registrado variaciones positivas.

Por un lado, las señales que se extraen de los indicadores de gasto, expectativas y mercado laboral "respaldan una ligera moderación del consumo privado", aunque manteniendo a su vez un ritmo de avance por encima del 0,5%.

En cuanto al gasto en consumo público, los datos de ejecución presupuestaria apuntan a un crecimiento marginal en el primer trimestre, de en torno al 0,2%, tras la caída observada al cierre de 2016.

Por otro lado, se estima que el crecimiento de la inversión se habría se habría moderado hasta cifras de comienzos del 2014, mientras que los indicadores parciales señalan que la inversión en maquinaria y equipo se habría recuperado en los primeros meses de 2017 tras el práctico estancamiento observado durante la segunda mitad del año pasado.

Por el lado de la inversión residencial, se estima que el ritmo de recuperación habría comenzado a consolidarse en tasas cercanas a las observadas al cierre de 2016.

Crecimiento de la demanda

De igual forma, el observatorio destaca que el crecimiento de la demanda externa se habría consolidado a comienzos de 2017. Por el lado de las exportaciones, los indicadores disponibles sugieren que las de bienes y las de servicios no turísticos habrían crecido durante el primer trimestre a un ritmo similar al observado a fines de 2016.

En cuanto a las ventas de servicios turísticos, si bien se mantienen "saludables", se habrían desacelerado respecto al fuerte incremento del cuarto trimestre del año pasado.

Por su parte, se estima que las importaciones habrían crecido menos que las exportaciones totales, dando lugar a un incremento en la contribución de la demanda externa neta al crecimiento respecto a la observada en el cuarto trimestre de 2016.

El mercado laboral cobra «dinamismo»

De igual forma, el observatorio destaca que los registros del mercado laboral cobran "dinamismo" en el segundo trimestre. Tras el cierre positivo del primer trimestre, el aumento de la afiliación a la Seguridad Social volvió a ganar fuerza al arranque del segundo, con unas 86.000 personas en empleo equivalente a tiempo completo.

Si durante lo que resta del semestre se prolonga esta tendencia, el número de afiliaciones podría acelerarse hasta el 1,1% entre abril y junio, dos décimas más que en el primero.

Por su parte, el paro registrado mantuvo su trayectoria descendente el mes pasado, con 50.000 parados menos según las estimaciones de BBVA Research, por lo que, de continuar en mayo y junio, daría lugar a una caída superior a la observada al arranque de 2017, del 3,5% frente al 2,8% del primer trimestre.

Según BBVA Research, la tasa de paro bajará al 17,3% este año y al 15,6% en 2018, con un alza del empleo equivalente a tiempo completo del 2,4% y del 2,2%, respectivamente.

Inflación media del 2,1% en 2017

En cuanto a la inflación, explica que aumentó "transitoriamente" en abril al acelerarse tres décimas el mes pasado, hasta el 2,6%, en línea con las expectativas previstas por BBVA Research (+2,5%), debido al efecto base causado por el cambio en el calendario de la Semana Santa, que llevó a la inflación subyacente hasta el entorno del 1,2%.

De esta forma, apunta que, si bien el repunte de la inflación se ha "atenuado", continúa moderando las ganancias de competitividad-precio de la economía.

Así, el diferencial de inflación general se mantiene desfavorable a España desde diciembre (0,7 puntos porcentuales frente a una media histórica de 0,8), y se estima que el diferencial de precios del componente subyacente se mantiene prácticamente cerrado.

En todo caso, prevé que el efecto base en los precios de la energía vuelva a ceder y facilite la desaceleración de la inflación general. Así, el año se cerrará con una inflación media anual en torno al 2,1%, mientras que la inflación subyacente mantendrá su trayectoria gradual al alza, del 1,2% en promedio anual para 2017.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate