La Rioja

El AVE a La Meca, puerta de entrada a otros proyectos

Madrid. Entre los beneficios 'intangibles' que el desarrollo de la alta velocidad ha tenido para el país se cuenta la contratación de empresas españolas para desarrollar el AVE en otras regiones. El principal ejemplo son los 455 kilómetros entre las ciudades árabes de Medina y La Meca.

El proyecto, adjudicado en 2011 a un consorcio con importante participación de empresas españolas públicas y privadas, tenía un presupuesto inicial de 6.736 millones de euros, siendo la mayor obra de las constructoras del país. Sin embargo, los retrasos causados por la participación de otros grupos foráneos en fases previas del trabajo, junto a las inclemencias meteorológicas (las tormentas de arena), motivaron retrasos y un sobrecoste importante -las autoridades árabes han reconocido 140 millones-. Por eso, la inauguración ha tenido que aplazarse hasta marzo de 2018. Las compañías, no obstante, esperan abrir el trazado a finales de este año y lograr así un bonus de 62 millones.

Mientras tanto, las firmas públicas Renfe y ADIF, de la mano de varias empresas españolas, han ido explorando sus posibilidades en otros proyectos de AVE como el de la India, donde Renfe y ADIF asesorarán al Gobierno local, o el de Turquía, donde el fabricante vasco CAF suministró parte de los trenes de la línea Ankara-Estambul.

Renfe también se ha interesado por el proyecto británico HS2, que por 50.000 millones de euros unirá por tren de alta velocidad la capital Londres con las ciudades norteñas de Leeds, Manchester y Birmingham. Además, está en un consorcio con ADIF y la concesionaria Globalvia para tratar de ganar la licitación del AVE de California, valorada en 64.000 millones de dólares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate