La Rioja

Cuadro de contadores en  un edificio de viviendas. :: r. c.
Cuadro de contadores en un edificio de viviendas. :: r. c.

El Gobierno pedirá más claridad a las eléctricas al vender sus contratos de luz

  • Energía exigirá que las firmas faciliten los comparadores para que el usuario conozca todas las tarifas disponibles tras los avisos de la CNMC

madrid. El Gobierno aprovechará la tramitación del nuevo bono social para actuar sobre uno de los principales problemas con los que se encuentran los consumidores al contratar electricidad: la ausencia de criterios claros para elegir un tipo de tarifa, el conocimiento de las ofertas existentes en el mercado; o el acceso a determinados derechos para los ciudadanos más vulnerables.

El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, indicó ayer que la normativa que desarrollará el nuevo sistema de protección para las familias que no pueden pagar sus facturas incluirá un apartado para mejorar la información suministrada en la comercialización de los productos energéticos.

Se trata de aclarar los datos aportados «en el proceso de comercialización de los productos energéticos», aclaran fuentes del Ministerio de Economía. Es decir, se establecerá la «obligación» de que el usuario conozca, por ejemplo, las dos grandes modalidades de contratación -precio regulado y tarifas libres-, así como el acceso a beneficios como el bono social. También se contempla el desarrollo de indicadores similares a los que existen en la normativa bancaria para «facilitar la comparación» de ofertas comerciales a los consumidores. La ley seguiría así la senda marcada por medidas aprobadas recientemente por el Ejecutivo en sectores como el financiero a raíz de las cláusulas suelo.

Esta iniciativa llegará después de las advertencias que ha venido lanzando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre el proceso de venta de los diferentes productos y servicios energéticos. Por ejemplo, a pesar del repunte de los costes de la luz experimentado en enero, el organismo informó a los usuarios de que el precio regulado fue un 5% más barato que cualquiera de los 'packs' propios de las empresas.

Su última actuación ha consistido en incrementar el control del cambio de suministrador de luz y gas para reducir los rechazos que determinan las compañías o la prolongación de los plazos para admitir este tipo de solicitudes. De hecho, a principios de marzo, Competencia impuso una multa a las principales compañías del sector por iniciar contratos eléctricos y gasistas con determinados clientes sin el consentimiento previo de esos usuarios.

Otro mecanismo en el verano

Energía incluirá esa batería de cambios en la regulación del bono social, cuya norma podría estar aprobada antes del verano, según confirmó ayer Daniel Navia. El nuevo sistema beneficiará a las rentas más bajas y acabará con la actual asignación de la que gozan colectivos a los que no se considerará vulnerables por el hecho de pertenecer a una familia numerosa o tener una potencia contratada inferior a tres kilovatios.

El departamento dirigido por Álvaro Nadal presentará «en las próximas semanas» un borrador del reglamento, tal y como indicó Navia. Posteriormente, el texto pasará al Consejo de Estado y a la CNMC. Las previsiones de Energía pasan por que se desarrolle una tramitación acelerada en el Congreso tras el acuerdo con los grupos políticos.