La Rioja

España no estará entre las primeras 25 economías del mundo en tres décadas

  • Pasará del actual puesto 16 al 26 y será superada por países como Pakistán e Irán, mientras EE UU caerá al tercer cajón, tras China e India

madrid. La jerarquía económica mundial sufrirá cambios significativos en las próximas tres décadas de la mano del avance de los países emergentes -los actuales y los futuros- y el retroceso de otras economías que llevaban en lugares destacados bastantes años. Es el caso de España, que perderá fuerza a escala internacional y dejará de estar entre las 25 principales del planeta en 2050. De hecho, pasará del puesto 16 al 26 y se verá superado por estados como Nigeria, Pakistán, Irán o Bangladés, según el informe 'El Mundo en 2050. ¿Cómo cambiará el orden económico mundial?' elaborado por PwC y difundido ayer.

Uno de los problemas de España que señala el estudio está en la caída del porcentaje de trabajadores como consecuencia del envejecimiento y la mayor esperanza de vida. En concreto, la población activa española disminuirá casi un 1% entre 2016 y 2050, solo superada por los descensos estimados para Polonia, Japón, Tailandia y Corea del Sur. La menor capacidad laboral se trasladará al PIB.

El estudio también muestra un declive económico de EE UU, que según el modelo de PwC ya habría perdido el primer puesto en 2016 en favor de China, que llegará a representar el 20% del PIB mundial en el futuro. Sin embargo, la potencia norteamericana se dejará otro puesto y en 2050 caerá al tercer cajón al ser superado también por India. Y es que las economías emergentes sumarán en tres décadas seis de las siete primeras posiciones del ranking, con Indonesia, Brasil, Rusia y México por detrás de EE UU. Por su parte, Japón y Alemania los otros dos colosos económicos de las últimas décadas deberán conformarse con una octava y novena posición, respectivamente.

Un 2,5% para el PIB global

En cualquier caso, los cambios se empezarán a notar a partir de 2030, ya que hasta ese año la situación se mantendrá similar a la actual (España sólo perdería un puesto en ese periodo de casi quince años). Sin embargo, a largo plazo el escenario es más sorprendente. Para empezar, el estudio prevé que en 2042 la economía mundial se habrá multiplicado por dos gracias a un crecimiento medio anual del 2,5%. Sin embargo, los principales motores de ese avance llegarán desde los países emergentes. De hecho, Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia y Turquía se incrementarán a un ritmo medio anual del 3,5%, frente al 1,6% de los países del G7 (EE UU, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá). En cualquier caso, en renta per cápita (distribución por población) las economías emergentes seguirán lejos de las desarrolladas del G7.

Fuente: PwC.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate