La Rioja

Ordóñez alegaba que «no había poder suficiente de intervención»

El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se ha opuesto siempre a pronunciarse sobre el juicio en el que se procesaba a parte de los protagonistas de la salida a Bolsa de Bankia en 2011. Al menos, no lo hacía directamente, a pesar de las críticas vertidas sobre su papel en esa operación. Pero hace ahora un año, en una entrevista concedida a este mismo diario por el lanzamiento de su libro, sí justificó su labor indicando que «la legislación que había era insuficiente y el supervisor no tenía poderes suficientes de intervención temprana».

Todo un alegato que combinaba con la sorpresa mostrada por los casos que acechaban a la banca, como las indemnizaciones millonarias. «Yo también estoy escandalizado, pero en el momento en el que el Banco de España ha visto una irregularidad, siempre la ha mandado a los jueces», afirmaba.

Persistente en su postura de «no decir nada sobre cosas que se están juzgando», Fernández Ordóñez reconocía que «han aparecido casos de irregularidades en todas las entidades intervenidas porque llegan nuevos administradores nombrados por el Banco de España, empiezan a pedir papeles y se enteran. Y es normal porque el que las comete no lo hace a la luz del día». Hasta ahí sus referencias a un problema que ahora le afecta directamente como imputado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate