La Rioja

La acusación se felicita porque sin esta imputación el caso «se habría quedado cojo»

  • Andrés Herzog, abogado de la acusación, anticipa que con esta acción se abre la vía para analizar el papel del regulador en otros escándalos

El abogado de la Confederación Sindical de Crédito (CIC), Andrés Herzog, quien ejerce como acusación popular en el 'caso Bankia' ha mostrado su satisfacción por la imputación de las cúpulas del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la salida a Bolsa de la entidad y ha recordado que en el caso de que no hubiera sido finalmente así, «el juicio se hubiera quedado cojo». Además, según Herzog, «daría la opción de que los acusados salieran libres, con el argumento de que el Banco de España lo conocía todo y lo autorizó, cosa que por otro lado fue cierta».

Herzog recuerda que no existe responsabilidad penal de la Administración, sino de las personas, pero sí habría responsabilidad civil, si finalmente se condenara a los responsables de los organismos supervisores ahora imputados. Además, esta investigación también podría abrir la puerta para determinar la responsabilidad del Banco de España y la CNMC en otros escándalos, como por ejemplo, los que han afectado a las cajas de ahorros.

El que fuera dirigente del partido político UPyD, y quien también representa a la CIC en el caso de las tarjetas 'black', también indica la importancia de la imputación ya que, de tener finalmente que indemnizar a los accionistas, «sería otra vía de responsabilidad del Estado para los pagos».

Mientras, en el terreno político el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha insistido en que, además de la actuación de la justicia, tiene que haber una comisión de investigación parlamentaria que llegue hasta el fondo de las responsabilidades que tuvieron algunos políticos por su «mala gestión». Hay que airear «lo que ha estado alrededor de las cajas en España», ha subrayado Villegas, recordando la pérdida de «millones y millones de euros», porque los políticos «se pusieron a jugar a banqueros y nos ha salido muy caro».

Por su parte, Unidos Podemos pedirá hoy al Gobierno que cree un sector o polo público bancario formado por Bankia, Banco Mare Nostrum y el ICO para financiar proyectos de infraestructuras públicas y planes industriales que favorezcan a las pymes. También pedirán la creación de un impuesto solidario a todos los bancos privados que han recibido directa o indirectamente ayudas del Estado, con el fin de recuperar el dinero público.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate