La Rioja

¿Por qué recomienda el ministro Nadal a su madre la tarifa regulada?

  • A pesar de las últimas subidas de la luz, el precio regulado, a 0,12 euros el kilovatio/hora, sigue siendo más barato que cualquier otra oferta

La frase resultó lapidaria para la política de comercialización de las compañías eléctricas en pleno repunte del precio de la luz a finales de enero: «El PVPC es variable y es lo más barato. A largo plazo siempre es lo más barato. Yo les digo una cosa, ¿por qué las eléctricas nunca llaman para pasar a los consumidores a PVPC? Han llamado a mi madre para convencerle de que saliese del PVPC en esta situación de precios». No la pronunció el responsable de ninguna organización de consumidores, sino el propio ministro de Energía, Álvaro Nadal, en el Congreso.

Las estadísticas no le quitan la razón. La tarifa regulada sigue siendo más económica que cualquiera de las ofertas libres que existen en el mercado. Esta misma semana lo ha refrendado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Porque el PVPC fue la opción más barata en 2016, inferior a cualquiera de las ofertas disponibles en el mercado libre. En concreto, un 5% más económica.

Durante las primeras semanas de este año, con el coste mayorista en máximos históricos, las empresas del sector han aprovechado para vender paquetes con precios más reducidos que el regulado, aunque con la condición de mantener esa referencia al menos todo el año. Y ahí reside la disyuntiva a la que se enfrentan los ciudadanos. ¿Pagar siempre lo mismo, a costa de hacerlo por encima de lo que marque el mercado en épocas de caída de costes? ¿O dejarse llevar por las variaciones del PVPC tanto al alza como a la baja? Para responder a esta pregunta, también está el ministro: «Ahora le puede venir mal este mes, pero no le viene mal en la inmensa mayoría de los meses».

A pesar de estas indicaciones, la tendencia que van marcando los consumidores va en sentido contrario a las recomendaciones de Nadal. De los 25,8 millones de usuarios particulares con contrato de electricidad, 12 millones se rigen por el precio regulado (un 49%), mientras que otros 13 millones lo hacen a través de tarifas libres. Hace apenas un año, todavía era superior el número de hogares que pagaban el PVPC frente a quienes lo hacían por precios pactados con sus respectivas compañía. Y la evolución se dirige hacia ese sentido.

En los diez primeros días de febrero, el precio medio del kilovatio/hora (Kwh) consumido por un hogar con PVPC es de 0,12 euros. Al mismo tiempo, la mejor de todas las ofertas del mercado liberalizado fija ese coste en el entorno de esos 12 céntimos por Kwh. A partir de ahí, cualquier otro 'pack' disponible incrementa su coste. La diferencia entre una y otra opción supone asegurarse pagar todo el año esos 12 céntimos, en el caso de la tarifa libre, o esperarse a ver cómo evoluciona el mercado 'pool' en los próximos meses, en los que los futuros anticipan una caída de los costes. O no, porque las estimaciones también pueden fallar.

En cualquier caso, la recomendación del ministro a su progenitora es similar a las advertencias que la CNMC lanza periódicamente a los usuarios que se disponen a aceptar ofertas de las compañías. El regulador recuerda que es necesario analizar detenidamente todos los términos del contrato; asegurarse de que la tarifa predeterminada no va a sufrir cambios durante el periodo pactado; y, sobre todo, evitar prórrogas automáticas que impliquen un aumento de precios.