La Rioja

BBVA avisa del riesgo para el empleo de una subida generalizada de salarios

  • Mejora la previsión de crecimiento de España en 2017 al 2,7% y cree que se cumplirá el déficit aunque no haya nuevos Presupuestos

MADRID. La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) un 8% este año hasta los 707 euros tendrá un impacto «marginal» para la economía española, según el informe sobre perspectivas de España elaborado por el BBVA Research y publicado ayer. Sin embargo, el documento advierte de la necesidad de «vigilar» cómo se traslada ese incremento al resto de trabajadores. En principio, relativiza su efecto por el reducido número de beneficiados -en 2016 sólo afectaba al 1,6% de los trabajadores, que pasarán a un 2,3% tras la mejora-. Eso sí, el documento advierte de que «incrementos generalizados» de los salarios reales por encima de la productividad «podrían ralentizar la recuperación del empleo e intensificar la desigualdad». De hecho, también señalan que la propia revalorización del SMI puede «perjudicar el acceso al empleo» de los colectivos que lo cobran. «Bienvenidas todas las subidas salariales siempre que vayan ligadas a incrementos de productividad y permitan reducir las tasas de desempleo», afirmó Rafael Doménech, responsable de análisis macroeconómico de BBVA Research.

Por otra parte, el estudio muestra que la desaceleración de la economía española será menor de la esperada. De hecho, el centro de análisis del BBVA eleva dos décimas la estimación del crecimiento del PIB en 2017 hasta el 2,7%. Una cifra que supone también un mayor optimismo respecto al 2,5% del Gobierno. En cualquier caso, esta mejora se basa en una pequeña «aceleración» en el primer trimestre, que podría crecer un 0,8% frente al 0,7% de la segunda parte de 2016. «Afrontamos una desaceleración que está siendo menos intensa de los previsto», explicó Doménech. De hecho, España seguirá con un avance un punto superior a la media de la zona euro.

Con este crecimiento del 2,7%, que se mantendrá en 2018, el estudio prevé la creación de 900.000 empleos, algo que permitirá reducir la tasa de paro hasta el 17,5% en 2017 y un 15,8% en 2018. Asimismo, el informe señala que se cumplirá el objetivo de déficit del 3,1% sin problemas incluso si no se aprobaran unos nuevos Presupuestos.

Entre los riesgos que amenazan a la economía española están la subida del precio del petróleo, que según su estimación tendrá un impacto negativo de tres décimas en el crecimiento en 2017 y de otras dos en 2018, así como la previsible retirada de estímulos del BCE, que según el estudio, ha logrado reducir la prima de riesgo en 50 puntos.