La Rioja

EE UU acusa también a Fiat de trucar los motores diésel para falsear las emisiones

  • Señala que la manipulación se produjo en más de 100.000 automóviles, pero la compañía lo niega y dice cumplir la legislación

Madrid. El escándalo de la manipulación de los motores diésel para falsear las emisiones salpica ahora a Fiat Chrysler. Ayer la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos acusó hoy al grupo automovilístico de trucar los motores de varios modelos como también realizó Volkswagen. Sin embargo, el fabricante italo-estadounidense rechazó esas afirmaciones y aseguró que «cumple con la legislación».

La EPA explicó que ha enviado a la multinacional un aviso sobre las «supuestas violaciones de la Ley de Aire Limpio por instalar y no revelar un software de tratamiento de motores» en unos 104.000 automóviles. En concreto, el organismo medioambiental apunta a los modelos 2014, 2015 y 2016 del todoterreno Jeep Grand Cherokee y la camioneta Dodge Ram 1500 con motores diésel de 3,0 litros «vendidos en Estados Unidos», según un comunicado. La denuncia afirma que el programa informático reduce la cantidad de óxido de nitrógeno -misma sustancia que el caso Volkswagen- durante los test oficiales. «No revelar un software que afecta a emisiones en el motor de un vehículo es una grave violación de la ley, que puede afectar a la contaminación del aire que respiramos», subrayó la subdirectora de la Oficina de Cumplimiento de EPA, Cynthia Giles.

Sin embargo, Fiat aseguró que ha aportado «voluminosa» información a la EPA para explicar sus dudas y confió en trabajar con la administración de Donald Trump para «resolver este asunto de forma justa». Tras conocerse la acusación, las acciones de Fiat cayeron un 13%, aunque al cierre de esta edición las pérdidas se moderaron hasta el 9%.