La Rioja

El Estado incluye la financiación de las pensiones en la emisión de 220.000 millones de deuda para 2017

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. / Sergio Barrenechea (Efe)
  • Si se agota el Fondo de Reserva, el Tesoro respaldaría el pago de las prestaciones en un año en el que la deuda neta será de 35.000 millones, la misma que en 2016

España emitirá a lo largo de los próximo 12 meses 220.017 millones de euros en deuda para financiar los servicios públicos de la Administración, incluido el pago de las pensiones en el caso de que se agote el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y el abono de las prestaciones no se pueda cubrir con los ingresos que recibe el Estado. Así lo ha indicado la secretaria general del Tesoro, Enma Navarro, quien ha afirmado que “las pensiones están garantizadas por el total de los ingresos públicos y, en último extremos, el Tesoro sirve de garantía” si fuera necesario.

En cualquier caso, Navarro ha afirmado que “el hecho relevante para garantizar las pensiones es el crecimiento y el empleo”, al recordar que aún hay unos 15.000 millones de euros en la hucha de las pensiones, con la que se suele abonar las pagas extra de los pensionistas, aunque esa cantidad no serviría para sufragar todo el importe necesario de esa partida en este ejercicio. La secretaria general del Tesoro ha seguido la línea marcada por el Secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, quien ya anticipó en diciembre que el Tesoro garantizaría las pensiones en caso de que fuera necesario.

Navarro ha realizado estas declaraciones durante la presentación de la Estrategia del Tesoro para este año, en el que se relajan las necesidades de financiación de la economía española. En concreto, el organismo tiene previsto emitir 220.017 millones de euros frente a los 221.364 millones que finalmente ha lanzado al mercado en 2016. Al descontar las amortizaciones que España debe abonar por la deuda que irá venciendo a lo largo de este ejercicio, la emisión neta se situará en los 35.000 millones, la misma cifra con la que finalmente ha cerrado 2016, a pesar de que inicialmente estaba previsto que esta deuda neta ascendiera a los 45.000 millones.

De toda la emisión bruta de deuda, unos 122.000 millones se lanzarán al mercado a medio y largo plazo, mientras que los otros aproximadamente 97.000 millones se financiarán con Letras a corto plazo.

La mejora en estas condiciones se debe a “la evolución favorable de los costes de financiación, a la consolidación fiscal y la buena gestión de tesorería”, ha indicado Enma Navarro. De hecho, el tipo medio de la deuda nueva emitida el año pasado descendió al 0,6%, mientras que el de los activos en circulación también se contrajo hasta el 2,7%. Hace cinco años, al Estado le costaba emitir deuda un interés que rondaba el 4% en plena crisis económica.

Por ahora, el Gobierno no teme que un repunte de los tipos de interés dé al traste con toda su estrategia de financiación para este año. “Aunque es cierto que ha habido un aumento de los precios, el presidente del Banco Central Europeo ha dado indicaciones sobre los tipos en Europa y no se espera un aumento, sino el mantenimiento de los actuales en un periodo considerable de tiempo”, ha anticipado Navarro.

Temas