La Rioja

Gestamp y Prosegur preparan al mercado para más salidas a Bolsa

  • BME anuncia debuts bursátiles: ya hay dos en ciernes y los expertos ven mejor entorno para que haya más

Antonio Zoido, presidente de Bolsas y Mercados Españoles, se mostró muy optimista respecto a las salidas a Bolsa con vistas al 2017 en su discurso de balance del 2016, justo antes de Navidad. Si éstas han registrado un frenazo a escala mundial en los últimos meses y sobre todo en Europa, por el 'brexit', el 'jefe' de los mercados regulados en España se muestra confiado en que los planes de las empresas de cotizar en Bolsa se retomen este año. ¿Será así? De momento, hay dos compañías que podrían estar a punto de dar el salto al parqué: por un lado, el fabricante de componentes de automóviles Gestamp; por otro, Prosegur Cash, la división del grupo Prosegur dedicada a la gestión de efectivo. También podría dar ese paso Aernnova, aunque parece que sólo si las Bolsas se estabilizan y las operaciones ya previstas salen bien, y no como la suspendida de Telxius (filial de torres de Telefónica), dado que ahora sus principales accionistas y equipo gestor están primando la opción de la venta privada a inversores o la de entrada de un accionista en el capital. En cuarto lugar podría estar Volotea, que en enero del 2016 decidía aplazar su salto a la Bolsa, por las turbulencias de los mercados hace justo doce meses.

Los expertos no se atreven a dar muchos más nombres, aunque Ignacio Cantos, de Atl Capital, sí señala que se podría ver alguna operación más por parte de alguna empresa del sector de medios de pago, mientras que Javier Urones, de XTB, añade que Telefónica podría volver a intentar colocar Telxius, aunque los primeros pasos de la operación podrían no verse hasta finales del ejercicio. ¿No queda un estigma en una compañía que no ha podido salir a Bolsa y lo vuelve a intentar? Jesús de Blas, de Bankoa Credit Agricole, dice que sí, quizás sobre todo si fue el precio o la escasa demanda lo que llevó a suspender la operación.

¿De verdad puede el 2017 ser un buen año para las salidas a Bolsa? «En la medida en que el tono es mejor este año que el pasado, también debería haber más operaciones», comenta Nicolás López, de MG Valores. Ignacio Cantos también cree que la clave está en el entorno del mercado y confía en que, si sigue siendo favorable, las empresas podrían animarse a partir de mediados de año.

Es lógico pensar que las empresas pueden hacerse las remolonas ante el desigual éxito de las compañías que salieron a cotizar el año pasado, dado que frente a las subidas de Dominion, nos hemos encontrado con fuertes caídas, como en Telepizza. López insiste en que «en un entorno bueno de mercado los inversores se olvidan pronto de los malos momentos» y en todo caso apunta que hay que analizar operación por operación. Jesús de Blas señala, en cambio, que la acumulación de salidas a Bolsa poco exitosas (añade a las del año pasado la protagonizada por Talgo, por ejemplo) hace menos proclives a los inversores a participar en procesos de este tipo. En su opinión, más que salidas a Bolsa, en el 2017 podría haber fusiones y adquisiciones. En todo caso, de acuerdo con Javier Urones, de XTB, la actividad corporativa en general irá mejor este año que el pasado. Aunque advierte de que para que no cambie el sentimiento es muy importante que Wall Street no se dé la vuelta. Pero ¿qué opinan los analistas de las operaciones que parecen más cercanas en el tiempo, de las compañías que parecen tener casi un pie ya en el parqué?

¿Es interesante Gestamp?

Para Ignacio Cantos, el salto a la Bolsa de Gestamp es el lógico, dada la fase de desarrollo en la que está la compañía y su tamaño, aunque no sale por necesidad, lo cual también es una ventaja, y tendrá como destino el inversor institucional, cuya respuesta suele ser una pista para los inversores particulares. Jesús de Blas añade que posiblemente el mercado la vea con interés, puesto que es de un sector cíclico que es el perfil de empresas que ahora están favoreciendo los inversores. De acuerdo con Javier Urones, el dinero que consiga con la operación lo usará para seguir creciendo vía adquisiciones, como la que acaba de cerrar, de Estampaciones Sabadell, y es un destino del capital que puede gustar al mercado, al igual que el hecho de que los accionistas principales vayan a mantener el control de la compañía, con un 51% como mínimo, puesto que planean sacar a cotizar entre un 25% y un 37%, que junto a la participación del 12% que tiene un socio japonés, haría un máximo del 49% en manos «extrañas» a la familia Riberas.

Aunque todo puede, en principio, pintar bien para Gestamp, que tendría como compañeros de sector en la Bolsa española a valores de éxito como Lingotes Especiales o Cie Automotive, queda un detalle importante para tomar la decisión definitiva de invertir, o no: el precio. Según recuerda Javier Urones, si nos basamos en el precio de entrada del accionista japonés, la compañía tendría una valoración de 3.000 millones de euros.

¿Y Prosegur Cash?

Con esta empresa, hay más dudas. Jesús de Blas apunta, por ejemplo, el hecho de que no suelen gustar las operaciones de este tipo, es decir, las ventas en Bolsa de una filial por parte de la matriz, porque se han visto muchos viajes de ida y vuelta, de venta a un precio elevado para recomprar a un valor más bajo. Iberdrola y sus Renovables constituyen un ejemplo relativamente reciente. De Blas añade el 'pero' de la actividad que realiza Prosegur Cash, el transporte de efectivo, justo cuando se habla de que la circulación de efectivo va a tender a desaparecer. Cantos, por su parte, añade que el negocio que saca a cotizar Prosegur es el que supone un 80% de su beneficio bruto de explotación. Urones interpreta que, con este movimiento, Prosegur busca reducir su exposición a ese negocio, quiere dejar de depender tanto del transporte de efectivo y, con el dinero que obtenga con la operación, invertir en el resto de actividades, como las alarmas y la seguridad. «Va a sacar un 49% de Cash, por lo que la desinversión es clara», apunta Urones. También matiza que es posible que la pérdida de negocio de esta actividad en los países desarrollados puede compensarse por su actividad en mercados emergentes aún poco bancarizados.

Además de invertir en sus otras actividades, Prosegur también podría repartir un dividendo extraordinario con la venta. Ello hace pensar que quizás la matriz podría ganar atractivo como inversión con la operación, como apunta Urones. Cantos añade que según el precio al que la saque puede ser mejor opción Prosegur o Cash.