La Rioja

Esperar a las reformas prometidas

«Hay una fuerte corriente contra la globalización que se extiende por Occidente como se ha visto con el auge del populismo, el 'brexit, la victoria de Trump y el resultado del último referéndum en Italia». El vicedecano de CEIBS, Xu Bin, habla claro. «Es una voz legítima, e incluso podemos decir que está cualificada porque la globalización ha ido demasiado lejos en algunos casos. No me refiero a la apertura en sí, que considero oportuna, sino a la incapacidad que muestra el capitalismo a la hora de ayudar a los más desfavorecidos. No se está dando una redistribución de la riqueza, sino todo lo contrario».

Sin embargo, este experto considera que, a largo plazo, la globalización resultará positiva. Y que barreras como el rechazo a concederle a China el estatus de 'economía de mercado' son contraproducentes. «Lo que hay que hacer es ayudar a que sus dirigentes lleven a cabo las reformas previstas para que la globalización sea más justa», argumenta.

A este respecto el profesor considera que el año que viene va a ser clave. «El Partido Comunista celebrará el decisivo congreso que servirá para inaugurar la segunda legislatura de Xi Jinping. Y estoy convencido de que en los siguientes cinco años el presidente se centrará en reformas económicas que son vitales para que la economía china continúe creciendo».

Durante su primer mandato, Xi ha llevado a cabo una importante lucha contra la corrupción, y Xu avanza que durante el más que probable segundo ahondará en las políticas de apertura que dictó Deng Xiaoping. «Son irreversibles. China piensa a largo plazo, y el Partido sabe que perderá su legitimidad si no logra mantener el crecimiento económico».

Por eso, teniendo en cuenta todos los factores, el profesor estima que la mejor opción para la Unión Europea sea esperar otro par de años antes de concederle a China la ansiada etiqueta, y que lo haga solo si las reformas desencallan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate