La Rioja

Banderazo de salida a medio año de rebajas

Varias personas caminan por una céntrica calle de Bilbao durante la anterior campaña invernal de rebajas. :: jordi alemany
Varias personas caminan por una céntrica calle de Bilbao durante la anterior campaña invernal de rebajas. :: jordi alemany
  • En Madrid y Murcia ya comenzó la campaña invernal, que el comercio espera saldar con un aumento de al menos el 3% en sus ventas

  • Cinco comunidades, con Madrid y Galicia a la cabeza, tienen entre 176 y 183 días al año con descuentos

Más de medio año saliendo a comprar y encontrando rebajas. No hablamos de la fantasía calenturienta del consumidor más exacerbado, sino de la realidad que se vive en España a día de hoy. Para ser más exactos, en casi un tercio de su territorio -con arreglo a los calendarios oficiales de cada territorio para 2017- resulta más fácil ir de compras durante las temporadas de descuentos que fuera de las mismas.

El banderazo de salida a esta aparente orgía de precios bajos -cada vez menos, según se quejan los consumidores, sobre todo los más obsesionados en la búsqueda de los populares chollos- se dio oficialmente hoy en 15 de las 17 comunidades autónomas. Solo dos, Madrid y Murcia, anticiparon la campaña al primer día laborable del año, el lunes pasado.

Cinco autonomías tienen prácticamente seis meses con ese cartel colgado en sus establecimientos comerciales. Madrid y Galicia, con 183 días cada una, encabezan una lista que sigue con Cantabria (183), Castilla-La Mancha (176) y País Vasco (176). La siguiente en aparecer, aunque a más de un mes de distancia, es la Comunidad Valenciana (134).

El resto de territorios se mueven en baremos parecidos, desde los 123 días de rebajas en Aragón y los 122 de Murcia hasta los 120 en Baleares y los 119 de Asturias. En promedio, no obstante, la estadística arroja que cada comunidad tendría prácticamente 138 días al año de teóricos precios bajos. De hecho, un consumidor motorizado podría pasar más de un trimestre seguido de descuentos (hasta el 7 de abril, cuando finalizan las campañas invernales en Galicia y Cantabria), tomarse luego un respiro primaveral y volver a la carga durante más de otros tres meses (desde el 21 de junio si está en Madrid, o el 29 en la Comunidad Valenciana, hasta el 30 de septiembre si se encuentra en Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia o País Vasco). Y, de nuevo, otro segundo descanso hasta justo después de Navidad.

Lo que todas las comunidades tienen en común en que estas rebajas serán, como ya ocurrió con el reciente período navideño, una prueba decisiva para comprobar si el gasto en consumo final de los hogares se mantiene en términos positivos -desde finales de 2014 no ha hecho más que subir y el año pasado lo hizo a una media anual del 0,7%- pese a que la cuesta de enero se les puede hacer este año especialmente dura.

La inflación no ayuda

La confianza del consumidor mejoró en 1,3 puntos en diciembre -según el último indicador oficial publicado por el CIS- hasta cerrar en máximos anuales (100,7 puntos sobre un promedio de 100), pero lejos del tope de 2015 (107,4 puntos). Además, solo uno de cada 10 (el 13%) decía que su situación económica había mejorado los últimos seis meses.

Y todo ello sin contar aún con la fuerte subida de la inflación -el IPC se disparó un 1,5% el mes pasado, su nivel más alto de los últimos 40 meses- ni tampoco los aumentos de precios que entraron en vigor el 1 de enero (carburantes, gas natural, transportes, sellos...) o los que se avecinan (paquetes de telefonía y luz), ni siquiera el efecto rebote de las alzas de impuestos aprobadas por el Gobierno (alcohol, tabaco, bebidas azucaradas y revisión del IBI).

Aun así, tanto pequeñas y medianas empresas del sector como grandes se muestran «optimistas» con esta temporada invernal de descuentos, donde esperan un incremento en las ventas de al menos el 3%. Basan su confianza en el buen resultado de las últimas campañas puntuales de descuentos como el 'Black Friday' y el 'Ciber Monday', en las que grandes cadenas como Media Markt y Fnac dijeron haber aumentado su facturación más de un 30%, aunque también temían que eso repercutiera en sus ventas navideñas, como apuntaban desde Worten.

Desde la Confederación Española de Comercio (CEC) esperan ahora «reactivar el consumo tras un 2016 sumamente atípico». Por su parte, en la Asociación de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que reúne a grupos como El Corte Inglés y Carrefour, estiman que hoy será el día de mayor afluencia de las fiestas navideñas, un 25% más que en cualquier sábado de diciembre.

Cuentan, además, con el repunte de los créditos al consumo y préstamos personales, casi 10.000 millones más en noviembre (un 2,1% en tasa interanual y un 4% mensual). Y aún faltan los cargos navideños.