La Rioja

El Supremo valida el final del papel en las nóminas a imagen de la factura electrónica

madrid. La más alta instancia judicial del país ha entrado en los nuevos tiempos de la empresa respaldando el fin del papel para las nóminas y posiblemente no tardé mucho en extenderlo a las facturas -las cadenas Lidl y Carrefour ya han anunciado que van pasar al recibo electrónico en sus centros-. En una sentencia conocida ayer, el Tribunal Supremo ve «ajustado a derecho» que se comunique a los trabajadores sus justificantes mensuales de salarios mediante métodos informáticos.

Modifica así su doctrina anterior, vigente los últimos cinco años. La Sala de lo Social justifica este cambio de criterio «a la vista del tiempo transcurrido», así como de «la generalización del uso del soporte informático en lugar de papel para almacenar y comunicar datos, documentos, decisiones.», un método «usado profusamente tanto en el ámbito privado como en la Administración».

El caso que ahora resuelve de esta manera es un conflicto entre la empresa Transportes Unidos de Asturias y el sindicato USO, que le había denunciado por cambiar en febrero de 2013 su sistema tradicional de comunicación de los justificantes de los sueldos abonados por otro al que solo se podía acceder por ordenador.

El Supremo apunta que «ninguna norma laboral contiene exigencia alguna respecto al formato en el que han de entregarse las nóminas a los trabajadores», es decir, sí se establece que habrá de existir un justificante concreto si bien no el soporte del mismo. Lo único que sí habrá de hacer la compañía «es garantizar la constancia de la percepción por el trabajador de las cantidades liquidadas», además de «la debida transparencia en el conocimiento por el mismo de los diferentes conceptos de abono y descuento que conforman tal liquidación».