La Rioja
De Guindos, en el Congreso. :: efe
De Guindos, en el Congreso. :: efe

La devolución de las cláusulas suelo será en efectivo o restado de la hipoteca

  • Los afectados podrán elegir entre esas dos opciones, según el código de buenas prácticas que hoy aprobará el Gobierno

Tras la inesperada sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre la retroactividad total en la devolución de los intereses cobrados de más por los bancos con las cláusulas suelo abusivas (hasta 4.000 millones de euros), la gran pregunta ha sido cómo se llevará a cabo ese proceso. Y ya hay una primera respuesta. Serán los afectados quienes podrán elegir si quieren que ese importe se les abone en metálico o se les descuente de la hipoteca mediante una amortización del capital pendiente de cobro. Al menos así estará recogido en el código de buenas prácticas que el Gobierno aprobará hoy en el último Consejo de Ministros del año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la adhesión a este documento es voluntaria, por lo que será cada entidad financiera la que deberá decidir si se suma o prefiere establecer un mecanismo propio e incluso aguardar a nuevas resoluciones judiciales.

Cn esta medida, que será de obligado cumplimiento para los bancos que suscriban el acuerdo, el Ejecutivo pretende agilizar el proceso de reembolso y cerrar cuanto antes un asunto en el que el sector financiero español vuelve a estar señalado. «El objetivo es dar seguridad, tranquilidad y certidumbre para ayudar a solucionar esta situación de una forma rápida», aseguró el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo hace una semana. En este sentido, el Ministerio de Economía está en contacto con otras fuerzas políticas, principalmente PSOE y Ciudadanos, para incorporar mejoras al texto -que será aprobado mediante un decreto ley- y garantizar su apoyo en el Parlamento, según fuentes de la negociación.

Para garantizar el cumplimiento del código de buenas prácticas se formará una comisión de seguimiento en la que, al menos, habrá representantes de Economía, Justicia y el Banco de España. A su vez, las entidades financieras deberán crear unidades especializadas que lleven a cabo la gestión de las devoluciones a los cerca de dos millones de clientes, según estiman asociaciones de afectados.

En cualquier caso, el alcance de este procedimiento no podrá medirse hasta que se conozcan los bancos que se suman. De hecho, el propio ministro Luis de Guindos ya dejó claro que el asunto afecta a la relación «privada y personal» de las entidades con sus clientes. Así, bancos como el Sabadell insisten en que sus cláusulas suelo eran transparentes. Otros, sin embargo, ya tienen sentencias en contra. Ayer mismo el Juzgado de Primera Instancia número 43 de Madrid condenó a Liberbank a devolver todos los intereses cobrados de más por este instrumento en una hipoteca firmada en 2006. Se suma así a los fallos de otros magistrados en Oviedo y Barcelona desde el fallo del Tribunal de la UE.

Otro de los interesados en que esta situación se regule rápido es el Ministerio de Hacienda, ya que alguno de los afectados por la cláusulas suelo tendrán que ajustar también cuentas con el fisco si se dedujeron esos intereses en el IRPF por adquisición de vivienda habitual. De hecho, Cristóbal Montoro dejó claro ayer que su departamento tendrá «un papel» en el control en estas devoluciones por si existiesen implicaciones fiscales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate