La Rioja

La inflación en noviembre se mantiene en el 0,7 por el abaratamiento de la gasolina

Un hombre echa gasolina en una estación de servicio.
Un hombre echa gasolina en una estación de servicio.
  • Los precios encadenan tres meses en tasas positivas en línea con las previsiones del Gobierno para final de año

La inflación se mantuvo en noviembre en el 0,7% en tasa anual, lo que supone el mismo nivel que en octubre. Esta estabilidad de los precios se debió al abaratamiento del coste de la gasolina, según el dato adelantado hoy por el INE. De esta forma, el IPC suma su tercer mes consecutivo en tasas positivas en línea con la previsión del Gobierno, que estimó un alza moderado de los precios para final de año.

Si se confirma el dato adelantado supondría mantener otro mes la tasa registrada en octubre y que fue la más elevada de los últimos ejercicios. En concreto desde agosto de 2013. Sin embargo, a pesar de este repunte la inflación media anual volverá a ser negativa por tercer año consecutivo debido a las cifras negativas registradas durante la mayor parte del año.

Y es que los precios empezaron el 2016 con una tasa del -0,3% y llegaron en abril a su punto más bajo (-1,1). A partir de ahí se inició una moderación de los descensos hasta que en septiembre se registró la primera tasa positiva (0,2%) en más de un año. Con estos datos, el miedo a una deflación, algo que el Gobierno siempre negó al vincular las tasas negativas a la influencia de los precios de la energía y no a una caída general en todos los productos, queda superado.

De hecho, el Ejecutivo considera que la evolución de los precios permite ganar poder adquisitivo a pensionistas y trabajadores debido a que la tasa media anual de la inflación será negativa. Sin embargo, la situación para las empresas exportadoras ya no es tan favorable después de que el IPC Armonizado (homogéneo en toda la UE) se haya situado en noviembre en el 0,5%, una cifra similar a la de la zona euro. Esto significa que las compañías españolas pierden la posibilidad de ganar competitividad por la vía de la menor inflación.

En cualquier caso, los datos de noviembre avalan las previsiones del Gobierno. De hecho, a falta de conocer la actualización del cuadro macroeconómico que se llevará a cabo en los próximos días, la estimación del Ejecutivo es que los precios mantengan esa ligera tendencia alcista y se sitúen de media el próximo año en el 1,2%.

Pacto salarial

Precisamente, esa evolución al alza de la inflación es la que provoca que los sindicatos consideren más necesario una revalorización de los salarios el próximo año de al menos un 1,8%. Esa fue la propuesta presentada por CC OO y UGT a la patronal de cara al pacto salarial que negocian ambas partes para 2017. La cifra supone un aumento respecto al 1,5% firmado para 2016, aunque en la práctica la subida pactada se sitúa en el 1,1%.

Ahora las centrales apuestan por adaptar la mejora salarial a la situación económica de la empresa y por eso establecieron en su propuesta una horquilla entre el mínimo del 1,8% y un 3% en el extremo más alto. Además, para evitar que los pensionistas pierdan poder adquisitivo también reclaman que las pensiones se revaloricen al menos un 1,2%, en línea con la previsión de inflación del Gobierno para 2017.