La Rioja

Gas Natural se enfrenta a una multa de hasta un millón de euros por la muerte de Reus

Madrid. La Generalitat de Cataluña puede aplicar una sanción que alcanzaría, como máximo, un millón de euros a Gas Natural tras el fallecimiento de la anciana de 81 años que murió por asfixia el pasado lunes en Reus (Tarragona) por el uso de velas al no disponer de luz por impago.

Ese es el techo máximo que el Código de Consumo de la comunidad establece para los casos de «infracción muy grave» contemplados en la norma. Aunque, en principio, el margen de la multa se encuentra entre los 100.000 y el millón de euros, la propia ley especifica algunas variables que actuarían como «agravantes» a la hora de fijar la sanción, como el hecho de que los afectados «sean colectivos especialmente protegidos»; o la «posición relevante del infractor en el mercado».

Mientras que el gobierno autonómico desarrolla el expediente que podría acabar en esa multa a la compañía, se suceden los cruces de acusaciones entre la firma y la administración, además de entre los partidos políticos. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, afirmó ayer que se trata de un caso claro de normativas sobre servicios sociales, derivando cualquier responsabilidad a las competencias autonómicas o, en su caso, municipales.

Por su parte, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, insistió ayer en que la ley de pobreza energética catalana «se tiene que reglamentar» para especificar cómo se tienen que coordinar y llevar a cabo las comunicaciones entre los servicios sociales de los ayuntamientos y las compañías. Sin embargo, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó que las empresas deben «sentirse interpeladas» tras lo ocurrido en Reus, por lo que deben actuar para evitar casos que puede ser mortales.