La Rioja

CEOE rechaza revalorizar los sueldos por encima del 1,5%

  • Rosell descarta superar esa cifra, como defiende UGT, y considera que «la realidad» está en una mejora salarial «un poco por encima del 1%»

madrid. Que patronal y sindicatos no se entienden en materia de salarios parece ya un hecho. La negociación colectiva que arrancó el pasado 20 de septiembre prácticamente no ha avanzado mes y medio después y con dos reuniones de por medio. Es más, este jueves tenía que haberse celebrado el tercer encuentro y se aplazó para tener unos días más para fijar posiciones, unas posturas que parecen totalmente enfrentadas respecto al incremento salarial para 2017, el fleco que queda por atar del III Acuerdo para el Empleo y la Negociación colectiva (AENC). Oficialmente nadie ha hablado de dígitos, pero UGT ya dejó caer, de boca de su secretario de Acción Sindical, Gonzalo Pino, que van a plantear una horquilla con un suelo que en ningún caso baje del 1,5% y un techo que sitúan en torno al 4%; es más, la idea que quieren es que se marque una banda y las empresas, dependiendo de la situación económica en que se encuentren, se acerquen al máximo o al mínimo. También es cierto que los secretarios generales de UGT y CC OO negaron este jueves la mayor.

De cualquier modo, CEOE echó ayer un jarro de agua fría a esas aspiraciones. Su presidente, Juan Rosell, dejó claro en una entrevista en Onda Cero que las subidas que están pactando en los convenios están «muy poco por encima del 1%», concretamente se situó en el 1,08% en octubre. Y eso que el incremento pactado por los agentes sociales para 2016 fue del 1,5%. Ante esto, Rosell recordó a los sindicatos que «una cosa es lo que se dice desde las cúpulas y otra lo que se hace desde abajo, que al final es lo que más vale». A su juicio, lo que se está haciendo es pactar alzas salariales de entre el 1 y el 1,5%. «Y eso es lo que va a venir en el futuro porque esa es la realidad, es lo que se está firmando en el día a día», concluyó. De esta forma, queda claro que el mínimo de 1,5% que quieren los sindicatos es en todo caso el máximo al que están dispuestos a llegar los empresarios.