La Rioja

Las fortunas salvan el año por los Ortega

  • Los 100 españoles más ricos acumulan 119.825 millones sin la saga textil, casi un 1% menos que en 2015, sobre todo por la caída en la construcción

  • El patrimonio de los dueños de Inditex, de 78.600 millones, impulsa un 9% al del 'top ten' de millonarios

Los ricos españoles también tienen sus propias razones para llorar. Aunque sea poco, y sólo si se compara la evolución de su patrimonio acumulado con respecto al que tenían hace 12 meses. A las 100 grandes fortunas del país se les asigna un capital de 198.425 millones de euros, lo que supone un incremento cercano al 5% con respecto al de hace un año, según la lista actualizada de Forbes.

Sin embargo, de esta ingente cantidad de dinero que poseen se derivan algunos matices que revelan una realidad algo distorsionada. Si se tienen en cuenta los diez primeros puestos del ranking, su patrimonio acumulado ha crecido un 8,6%, hasta los 113.000 millones de euros. Pero sin incluir la aportación de Amancio Ortega y su hija Sandra -los dueños de Inditex-, la realidad de esta decena de fortunas cae un 3,3% hasta los 34.400 millones.

Las minusvalías acumuladas estos meses por los ciudadanos más ricos resultan menos evidentes cuanto más pequeño es el patrimonio con el que cuentan. Porque de los casi 119.825 millones asignados a las 100 mayores fortunas, sin contar con la importante participación de la saga de los Ortega, han retrocedido un 0,8% en términos anuales.

Impacto de la Bolsa

Una de las principales causas por las que algunos ricos han visto mermado su capital reside en el comportamiento de los mercados bursátiles, donde estos empresarios destinan parte de sus fortunas. Desde hace un año, el valor del Ibex-35 ha perdido más de un 15%, mientras que el del Dow Jones norteamericano apenas ha crecido un 1% y sólo algunos como el del FTSE londinense ha repuntado casi un 10%.

Además, muchos acumulan todavía minusvalías latentes por las inversiones inmobiliarias desarrolladas hasta que la crisis estuvo plenamente instaurada en la economía. Todo lo contrario que Amancio Ortega, que ha sabido moverse como pez en el agua en el sector del 'retail', como demuestra su patrimonio.

El presidente de Inditex acumula a estas alturas de 2016 unos 71.000 millones, lo que implica un crecimiento del 16% con respecto al año pasado. Lo consigue, en primer lugar, por el despunte de su participación en Inditex, donde ostenta la mayoría del accionariado. Los títulos de la firma han mejorado un 19% desde el mes de febrero. Y esa circunstancia también le vale para hacerse con el reparto de dividendos, por el que cobró ayer mismo otros 554 millones. Además, Ortega ha conseguido hacerse en el mercado del ladrillo con adquisiciones relevantes como la última, la Torre Cepsa, en Madrid, por casi 500 millones.

Una de las sucesoras en la firma de moda, Sandra Ortega, hija del fundador, ha seguido la senda de su progenitor y también acumula un patrimonio que ha mejorado un 1,3% con respecto al de 2015. Cuenta con unos 7.600 millones de euros. También tiene cada vez más inversiones en inmuebles de todo tipo.

Uno de los ascensos más llamativos del ranking de Forbes ha sido el experimentado por Juan Roig y su mujer Hortensia Herrero, dueños de Mercadona. El matrimonio acumula 8.000 millones gracias a la excelente evolución del negocio de los supermercados, que ya tienen una cuota de mercado del 23% y cada vez cuentan con más empleados. Su capital se ha incrementado en un 6,6%, lo que les ha permitido ascender un puesto en la clasificación. El comportamiento de los Ortega y los Roig ha sido casi excepcional en un entorno marcado por la contención. De hecho, este año se han incrementado 34 fortunas, han mermado 40 y se mantienen 26 como hace 12 meses. En el 'top ten' han retrocedido Rafael del Pino y su familia, ligada a la multinacional Ferrovial. Su patrimonio se ha visto mermado en un 11% durante estos meses, hasta acabar en los 7.650 millones. Le ha ocurrido lo mismo a otra saga del sector de la construcción. El expresidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, acumula un capital de 2.600 millones, un 3,7% inferior al de 2015.