La Rioja

Janet Yellen. :: AFP
Janet Yellen. :: AFP

La Reserva Federal prepara un ajuste monetario tras las elecciones en EEUU

  • El banco central norteamericano podría subir los tipos de interés a lo largo del próximo mes de diciembre

La Reserva Federal (Fed) inició ayer una reunión de dos días sobre política monetaria con la discusión de fondo sobre la próxima subida de los tipos de interés en Estados Unidos, descartada hasta que pasen las elecciones, por lo que las miradas están puestas en indicios sobre la fecha del ajuste.

A apenas una semana de las elecciones presidenciales que disputan la candidata demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, el banco central analiza los últimos datos macroeconómicos y se espera que apunte a diciembre como el momento más que probable para el nuevo encarecimiento del precio del dinero.

Los tipos de interés se encuentran en Estados Unidos actualmente entre el 0,25% y el 0,50%, después de la subida de diciembre pasado, la primera en casi una década, y de haberse mantenido a niveles excepcionalmente bajos para estimular la economía tras la aguda crisis del 2008.

A lo largo del año, el banco central dirigido por Janet Yellen ha ido posponiendo una nueva ronda de ajuste, preocupado por la debilidad de la economía global, la sorpresa del voto a favor del «brexit» en el Reino Unido y unos datos sobre la actividad en Estados Unidos menos convincentes de lo esperado.

Mejoría consolidada

Los recientes indicadores económicos han apuntado a una consolidación de la mejoría en la economía estadounidense.

La primera estimación de la actividad económica en el tercer trimestre del año apuntó a un ritmo de crecimiento del 2,9%, casi el doble del registrado en el segundo trimestre.

Asimismo, el mercado laboral, con una tasa de desempleo del 5%, en niveles cercanos al pleno empleo, continúa registrando mejoría y cada vez más gente vuelve a la fuerza laboral en busca de trabajo.

Por último, la inflación ha empezado a dar signos de repunte, tras años de debilidad, y se prevé que llegue en el medio plazo al objetivo anual del 2% de la Fed.

En este sentido, se expresó William Dudley, presidente de la Reserva Federal de Nueva York y quien cuenta con voto fijo en los encuentros del banco central, al afirmar la pasada semana que «si la economía sigue en la trayectoria actual, veremos un ajuste más adelante en este año».

Dado que el contexto macroeconómico parece haberse asentado, los economistas coinciden en marcar la última reunión del año de la Fed, a mediados de diciembre, como la fecha para este nuevo ajuste monetario, y que se espera sea del tradicional cuarto de punto.

Nadie espera una subida en este encuentro, ya que sería interpretada como una manera de influir en las elecciones presidenciales.

Pero los mercados sitúan las probabilidades de un alza en diciembre por encima del 85%.

David Kotok, presidente de Cumberland Advisors, aseguró en una nota a sus clientes que «una subida en diciembre es ampliamente anticipada».

«La Fed ofrecerá una sorpresa negativa si falla a la hora de subir los tipos un cuarto de punto», agregó Kotok.