La Rioja

Olías, nuevo director general de Mapfre en La Rioja, Aragón, Navarra y País Vasco

  • La aseguradora es líder en la región en automóvil, hogar, comunidades y comercios, tiene 43.000 clientes y gestiona cerca de 33 millones en primas

logroño. El consejo de administración de Mapfre España nombró ayer director general de la Territorial Norte a Francisco Javier Olías, quien sustituye en el cargo a Raúl Costilla, que ha sido designado director general adjunto comercial de España. La Territorial Norte de la aseguradora abarca además de La Rioja, las comunidades de Aragón, Navarra y el País Vasco.

El director de Mapfre en La Rioja y Navarra, Jesús Garrido, explicó ayer a este periódico que la compañía lidera el negocio regional en los segmentos de automóvil, hogar, comunidades y comercios. Mapfre cuenta con más de 43.000 clientes en La Rioja que son atendidos por 67 empleados y delegados en 24 oficinas. Según sus datos, «con una cuota del 8,4% somos líderes, y catorce de cada cien riojanos tienen contratado alguno de nuestros productos». El volumen de las primas ronda los 33 millones de euros, de los que seis corresponden al negocio agrario.

Mapfre nació en 1933, «aunque su gran desarrollo se acometió a partir de los 70 y está hoy presente en los cinco continentes», explicó Garrido. El reto en La Rioja es «crecer por encima del mercado y con rentabilidad», y elevar su posición en las líneas de seguros de vida (pólizas, planes de pensiones y fondos de inversión) y de salud (casi 2.000 clientes).

Para conseguirlo, el también representante de Mapfre en Navarra indicó que sus principales bazas son que «garantizamos tranquilidad y solvencia, adaptamos nuestros productos a las necesidades de cada cliente y complementamos la prestación de los seguros con servicios de valor añadido». Entre otros citó el centro de servicio del automóvil, que se hace cargo de todas las tramitaciones de los arreglos y pone a disposición del cliente un turismo de cortesía, y el servicio de bricolaje a domicilio gratuito, prestado por profesionales, que incluye desplazamientos y hasta 3 horas de mano de obra para la realización de pequeños trabajos no urgentes.

Por último, Garrido subrayó los esfuerzos de la firma en formación (se impartieron 7.872 horas el año pasado a su plantilla en La Rioja) y el desarrollo de un programa (dura cuatro años) para preparar nuevos agentes comerciales, que reciben ayudas económicas mensuales hasta que, como profesionales, pueden generar ingresos suficientes.