La Rioja

La economía sigue con «notable fortaleza» pese a la incertidumbre política y el 'brexit'

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante una intervención. :: SUSANA VERA / reuters
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante una intervención. :: SUSANA VERA / reuters
  • El Banco de España destaca el avance del PIB en el tercer trimestre impulsado por el «crecimiento vigoroso» del consumo privado

La economía española siguió en el tercer trimestre con su velocidad de crucero a pesar de las incertidumbres, tanto internas con el bloqueo político, como externas con la desaceleración del PIB mundial y el 'brexit'. Un escenario de inestabilidad que se prolonga desde comienzos de año y que no ha impedido unas tasas de crecimiento que duplican la media comunitaria. Así lo constata una vez más el Banco de España en su último boletín publicado ayer en el que señala la «notable fortaleza» de la economía española registrada hasta finales de septiembre. Aunque en esta ocasión el texto no ofrece cifras concretas, la última previsión del supervisor estimaba el avance del PIB del 0,7% en el tercer trimestre, lo que apenas supondría una décima menos que el incremento producido en el primer semestre. De hecho, el Banco de España ya elevó al 3,2% su proyección de crecimiento para este año, una cifra superior incluso a la del Gobierno (2,9%).

Una velocidad de crucero que según recoge el boletín está sustentada en la buena marcha de la demanda interna. En este sentido, el organismo que dirige Luis María Linde señala en el informe que el consumo privado mantiene un «crecimiento vigoroso» en un contexto de «prolongación del proceso de creación sostenida de empleo y de mantenimiento de condiciones financieras favorables». Dos aspectos que ayudan al tirón de la demanda nacional. Asimismo, el documento apunta a una «modesta aceleración» entre julio y septiembre de algunos sectores como las matriculaciones de automóviles y las ventas interiores de bienes y servicios de consumo de las grandes empresas. También destaca el fuerte repunte en el ritmo de aumento de la producción industrial de bienes de consumo.

Otro de los índices que muestran la salud de la economía es la actividad empresarial, que durante el tercer trimestre «habría continuado progresando a un ritmo sólido» a tenor de la mejoría que el indicador de confianza empresarial elaborado por el INE registró en ese periodo.

Por su parte, el sector exterior recuperó posiciones en agosto después de los malos resultados de julio. Aun así, fue insuficiente para remontar y las exportaciones retrocedieron un 0,2% interanual en ese periodo lastradas por las ventas energéticas, que registraron un comportamiento «muy negativo» con un descenso superior al 20%. Por el contrario, el Banco de España destaca un «ligero» aumento del resto de exportaciones no vinculadas a la energía. Una vez más, la evolución de las ventas en la UE, que es donde se encuentran los principales socios comerciales y representa el 66% de las exportaciones, fue más positivo que las dirigidas al resto del mundo. Por este motivo puede tener gran importancia el impacto que la desaceleración de la economía internacional y en especial de los países emergentes, puede tener en Alemania, Francia o Reino Unido (principales destinos de las ventas españolas) y su repercusión en las exportaciones. Por su parte, las importaciones también descendieron un 1,8% en términos interanuales.

Empleo, «tono positivo»

El Banco de España también resalta en su boletín que en septiembre «prosiguió el tono positivo de los indicadores de empleo». En este sentido, el texto recuerda que las afiliaciones a la Seguridad Social crecieron un 3% en el noveno mes del año, una cifra similar al observado en agosto. Un ritmo que fue mayor en la construcción, donde el sector sigue remontando tras el estallido de la burbuja. También el empleo en el sector servicios avanzó por encima de la media durante el tercer trimestre, un periodo muy favorable para este segmento debido a la temporada alta de turismo. Precisamente, la llegada de viajeros internacionales alcanzará los 75 millones este año, según la estimaciones del Gobierno, lo que supondrá un nuevo récord tras los 68 millones de 2015.

Asimismo, el número de personas registradas en los Servicios Públicos de Empleo descendió un 9,1% en tasa interanual a finales del tercer trimestre. De hecho, hoy se publican los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre donde se espera que la tasa de paro descienda del 20% por primera vez desde 2010. En cualquier caso, el desempleo en España sigue siendo el doble que la media de la zona euro.

El regulador también destaca la importancia de la negociación colectiva y recuerda que la revalorización salarial media en los convenios ya cerrados hasta septiembre fue del 1,1% interanual. Una cifra lejana al 1,5% que recogía el acuerdo firmado entre patronal y sindicatos.